cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for febrero 2011

Resumen de lo publicado

leave a comment »

 

COMO EN LOS culebrones radiofónicos o en las series televisivas de los años 80, se impone un resumen de lo publicado para que el lector se haga cabal idea de dónde estamos y a dónde vamos en torno a las mangancias varias que afloran desde hace algún tiempo. Vamos a ello:

Tenemos a un ex delegado provincial de Empleo que va a sentarse en el banquillo de los acusados por inductor de un cohecho finalmente frustrado. Naturalmente que no es culpable -hasta que lo digan sus señorías-, pero a ninguno de sus antecesores en el cargo ni a ninguno de sus compañeros en el organigrama de la Junta de Andalucía le pide el fiscal una multa de 900.000 euros por la trama de las comisiones ilegales de Mercasevilla, sino a Antonio Rivas, que se mantuvo en el cargo diez meses después de saltar a la luz su implicación.

La cúpula directiva de la empresa pública Mercasevilla, director general y adjunto, Fernando Mellet y Daniel Ponce, acusada del mismo delito de cohecho e imputada en una causa ya instruida y otras dos más que siguen su curso. Dos responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo en diferentes etapas igualmente pendientes de declarar ante la juez por la venta de unos terrenos no al mejor postor sino a la empresa beneficiada por unas bases del concurso ciertamente sui generis.

Un ex director general de Trabajo también imputado, Javier Guerrero, que firmaba los expedientes de regulación de empleo que hiciera falta con los nombres que hiciera falta. Suya es la expresión de «fondo de reptiles» de la que después se ha desdicho torpe y tardíamente.

Un ex número dos del PSOE-A que se fue a su casa cuando se descubrió que una empresa ad hoc de su mujer obtenía fondos públicos para la formación de trabajadores en una cuantía muy superior a la trayectoria y experiencia de la compañía. De Rafael Velasco no hemos vuelto a saber desde entonces.

Y un ex consejero de Empleo hoy secretario provincial del PSOE en Sevilla al borde del ataque de nervios de quien sabemos no sólo que consintió los tejemanejes de quien era su subordinado en la Consejería sino que los alentó comprometiéndose de plano con una cooperativa agraria en la que figuraba una persona de su entorno más cercano y luego maniobró para conceder una subvención de forma arbitraria. José Antonio Viera tiene hoy un pie más cerca de la puerta de salida del PSOE que ayer, pero está más dentro que mañana.

javier.rubio@elmundo.es

25/2/11

Written by cardomaximo

26/02/2011 at 21:11

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , , ,

Una columna de bigotes

leave a comment »

ENTRE LAS MUCHAS trocherías que se han podido oír estos días a propósito del inevitable trigésimo aniversario del 23-F (¿qué pensaban?, ¿que se iban a librar en este rinconcito de la efeméride?), se lleva la palma con mucho el que atribuye no sé qué cualidades negativas a Tejero por la burda caricatura de su estampa en el Congreso: pistola, tricornio y bigote… de Guardia Civil. ¡Cómo si los civiles fueran los únicos que han llevado bigotes, por Dios, que viene a ser lo mismo en su etimología!

Con sólo alzar la vista al comienzo de esta columna, comprenderán que el autor de estas letras no pueda estar más en desacuerdo con esa pseudoteoría fisiognómica que revela el carácter de un individuo según se afeite o no el labio superior. De acuerdo, bigote tenían Tejero, Milans del Bosch y Pita da Veiga, ministro de la Armada con Franco que lucía una de aquellas hileritas de hormigas que tanto estilaban los camisas viejas y que Sazatornil ridiculizaba magistralmente en Patrimonio Nacional. También tenían bigote Hitler, Stalin y Sadam Husein, pero no se puede asegurar que la pilosidad influyera en su vesania.

Y, en nuestros días, un tipo apodado precisamente El Bigotes ha dado nombre al caso de corrupción más notable en el PP. Lo mismo que Aznar, Romanones, Castelar, Cánovas y Eduardo Dato y no sigo porque me quedo sin callejero.

Bigotudos han sido unos cuantos literatos premios Nobel. A saber: de los nuestros, Vicente Aleixandre, Jacinto Benavente y José de Echegaray; y entre los extranjeros, Gabriel García Márquez, Elías Canetti y Derek Walcott. Bigote llevaron toda su vida Cernuda, Alfonso Grosso, los hermanos Álvarez Quintero y el padre de los Machado. El bigote de Pemán se encaneció tanto como su literatura; sin embargo, al maestro Manuel Alcántara todavía no se le ha vuelto blanco del todo el mostacho.

Mark Twain y William Faulkner posaron orgullosos de sus bigotes. No sólo hombres de letra lo han lucido con porte. En el de Einstein, como siempre lo retratan sacando la lengua, nadie repara. Tampoco en los de Max Planck o Ernest Rutherford, sin los que no se puede explicar la ciencia actual. Y el Estado del Bienestar se lo sacó Keynes del bigote. Gandhi tenía bigotito y Dalí, uno surrealista. Charlot y Groucho Marx se lo pintaban. Y Mark Spitz se colgó del suyo siete medallas de oro en Munich72. Y la última plusmarca de Sevilla 99 en vigor la logró un Pato con bigotes: Michael Johnson. ¡Y ahora a ver quién sigue diciendo pamplinas del bigote de Tejero!

javier.rubio@elmundo.es

24/2/11

Written by cardomaximo

25/02/2011 at 10:24

Publicado en costumbres

Tagged with

‘Celtiberia show’

leave a comment »

 

DESDE QUE A Rinat Dassaev lo recibieron en el aeropuerto de San Pablo dos guardias civiles y el capellán real Estudillo cuando Luis Cuervas lo había fichado para el Sevilla como portero de campanillas con los dineros del pelotazo urbanístico del estadio, las inauguraciones -y lo era el recibimiento a un futbolista soviético antes de que se desplomara el Muro- dan para mucho. Dan hasta para que un sindicalista y el presidente de la patronal compartan honores con un consejero de la Junta en la apertura de un centro comercial donde lo mismo te puedes agenciar una caja de quesitos que una amoladora.

Pues allí estaban Luciano Alonso en representación de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte que dirige; Santiago Herrero en representación de la Confederación de Empresarios de Andalucía que preside; Francisco Fernández Sevilla en representación del sindicato UGT en Andalucía al que sirve como vicesecretario de Organización; y Rodrigo Charlo en representación de sí mismo como dueño de Bogaris, promotor del complejo y anfitrión del acto.

Lo de invitar a las autoridades es una herencia de tiempos de la Oprobiosa, cuando no había inauguración que valiera la pena si no acudía el gobernador civil -en quien coincidía ipso facto el cargo orgánico de jefe provincial del Movimiento- y el cardenal con sus hisopazos, a ser posible con capa pluvial, mitra, báculo y familiar. Decayó el Movimiento Nacional, desaparecieron los gobernadores civiles y dejó de asperjarse el agua bendita, pero ahí seguimos, encandilados por el realce que a los actos públicos le conceden, por el solo hecho de acudir, las autoridades.

Alto ahí. ¿Autoridades el presidente de la patronal que representa a sus confederados y un vicesecretario de UGT que representa a sus afiliados? ¿De qué y de cuándo? Naturalmente que la empresa promotora es muy libre de invitar a quien le plazca a un acto tan fundamental en la vida de un negocio como su apertura: ¿pues no invitaron en Madrid al ministro de Fomento, José Blanco, al estreno del complejo comercial de capital chino Plaza de Oriente, que ya son ganas de mentar la bicha con ese nombrecito?

Pero al menos se podrían guardar las formas. ¿O es que todos los sindicalistas de la UGT van a comprar las barras de las cortinas en ese centro y no en ningún otro? al que acaban de plantarle la competencia, con todas las bendiciones, a las puertas del negocio?

javier.rubio@elmundo.es

23/2/11

Written by cardomaximo

24/02/2011 at 12:07

Barridos como hojas de árbol

leave a comment »

EN EL MOSTRADOR de llegadas de los aeropuertos canadienses, los funcionarios de Inmigración forman a propio intento un conjunto lo más multirracial posible: rubias pecosas, sijs con turbante, indostánicos de piel cobriza, asiáticos de ojos rasgados, africanos, amerindios… Se trata de una tarjeta de presentación del país estudiada al milímetro: bienvenido a Canadá vengas de donde vengas.

En el aeropuerto de San Pablo no hay nada parecido: los policías del control de pasaportes están todos cortados con la misma tijera. Entre otras cosas, porque entre Toronto y Sevilla hay mucha más distancia de la que refleja el cuentakilómetros del avión. La nación homogénea en lo racial, en lo religioso y en lo político con que emergió España en la Edad Moderna y en la que Franco se impulsó para llegar por el Imperio hacia Dios hace tiempo que saltó por los aires. España es, hoy por hoy, el estado europeo con mayor proporción de población inmigrante. Aunque en Sevilla la tasa está muy por debajo de la media nacional, no hay más que darse una vuelta por determinados barrios para observar cómo ha cambiado el paisanaje.

La ciudad tiene un problema de integración cultural en su identidad colectiva que no es momento de abordar en esta columna. Sí lo es para denunciar el recelo, cuando no el abierto desprecio, con que se trata a los extranjeros. Los comerciantes chinos pueden contar y no parar de la desconfianza con que los vecinos los tratan, imaginándolos como tenderos sin escrúpulos al margen de las leyes laborales y sostenidos por la mafia, una especie de quintacolumnistas socavando el tejido empresarial autóctono para hacerse con las riendas teledirigidos desde la poltrona en Pekín.

Pero son los rumanos los que presentan el retrato más fiero en el imaginario colectivo: harapientos, pícaros, carteristas, sucios, chatarreros, fulleros, mendigos, ladrones…

Sin embargo, ese terrible aguafuerte mental no podía aplicarse al caso de los dos operarios muertos el miércoles pasado junto a Los Arcos al recibir una descarga eléctrica mientras colocaban una valla publicitaria. Dos extranjeros (lituano y polaco) muertos en accidente laboral de los que ni siquiera hemos llegado a saber su nombre, de lo poco que nos importan. Dos ciudadanos de la UE que habían venido a ganarse la vida en un trabajo que, probablemente, nadie quiera hacer aquí. Simplemente los hemos barrido -también de los periódicos- como hojas de árbol caídas.

javier.rubio@elmundo.es

22/2/11

Written by cardomaximo

23/02/2011 at 12:04

Publicado en economia, justicia, sevilla

Tagged with , ,

Bien por Espadas

leave a comment »

El candidato socialista a la Alcaldía, Juan Espadas, ha obrado el extraordinario (por infrecuente y desacostumbrado) prodigio de concitar alabanzas a derecha e izquierda en la prensa sevillana. Bien por Espadas, que estaba necesitado de aire fresco en medio de los vapores tóxicos que desprende su partido en las últimas semanas.

Pero el hecho de que todos los comentaristas políticos locales ensalcen su gesto no tiene por qué traducirse en más votos cuando se abran las urnas. De hecho, incluso podría resultar contraproducente si esa independencia de criterio la llevaran al extremo unos decepcionados militantes de base que cifran sus expectativas laborales en hacerse un hueco en el organigrama municipal.

El hecho de incorporar hasta cuatro personas independientes (sin militancia en el partido, vamos) entre los seis primeros puestos de salida es una estupenda noticia no sólo para el aspirante y su partido, sino para los ciudadanos de Sevilla, sean o no votantes del PSOE en la cita con las urnas.

Con el gesto de incorporar a la periodista Mercedes de Pablos, al magistrado en excedencia Eugenio Suárez-Palomares, la empresaria Susana López y el ex director de Turismo Antonio Muñoz, Espadas lanza dos mensajes, cada cual más interesante. Hacia dentro de su propio partido, el candidato transmite una fortaleza que Monteseirín, siempre tan acomodaticio a lo que dispusieran para él, nunca transmitió. Y, de paso, acaba con una forma de hacer política que Manuel Chaves había llevado al paroxismo con un reparto de cuotas de poder para garantizarse una estabilidad entre los iguales competidores por debajo de él.

Chaves ensayó hasta la extenuación esta fórmula con sus gobiernos, en los que bastaba ser chica despabilada y de Huelva para encargarse del medio ambiente aunque no se tuviera ni repajolera idea de nada. Llevado al microcosmos de la política local, la lista de las municipales abundaba en estos equilibrios entre agrupaciones de distrito para contentar al mayor número posible de militantes deseosos de encaramarse a un cargo con independencia de su valía.

Hacia fuera del PSOE, sea cual sea el resultado que obtenga, la lista de Espadas va a elevar considerablemente el nivel de la clase política municipal. Los sevillanos -del PSOE, del PP o de peñas de fútbol- deberían estar brindando por haber barrido del consistorio a tipos como Francisco Fernández y Alfonso Mir, cuya probada incapacidad en la gestión sólo palidece a la luz de su atrevimiento para pretender seguir como ediles.

Por supuesto que la independencia no es garantía de capacidad y mérito para gobernar como es debido un área municipal. Pero lo contrario de este aserto está más cerca de ser verdad: la militancia ciega suele ser garantía de incapacidad, disfrazada de soberbia intelectual, osadía de la ignorancia y prepotencia con el adversario.

Sin mentiras

Es casi seguro que Mercedes de Pablos -me refiero a ella porque tengo el gusto de conocerla personalmente de antiguo- sepa tanto de aparcamientos subterráneos como su predecesor cuando se hizo cargo, pero de lo que no hay duda es de que será difícil sorprenderla enredada en sus propias mentiras, comunicando plazos erróneos o falseados a sabiendas, negando la evidencia ante los vecinos y replicando a la oposición con esa chulería de quien tiene el cargo político como único salvavidas laboral. Algo, y mucho, vamos a ganar con el cambio, sea desde el gobierno municipal o desde una oposición respetuosa y bien encarada.

El movimiento de Espadas entraña sus riesgos, a qué negarlo. Pero el candidato -un tipo sensato como se vio en el debate televisivo- ha aprovechado al máximo la ventana de oportunidad que le ha permitido las horas bajas en que vive el secretario provincial José Antonio Viera, más preocupado por defender su honor que por otra cosa en estos momentos.

La lista es suya. Y de Susana Díaz, que acabará dando jaque al rey después de merendarse la torre de Viera. Pero puede que decenas de militantes de base que confían en el líder de su agrupación para que los coloque a ellos o a sus familiares de peones, subalternos o profesores de talleres de distrito no la vean como propia y se desentiendan de una campaña electoral de la que ellos, esta vez, no aspiran a sacar tajada.

Claro que ése será el problema del PSOE, de sus cuadros y de sus arrimados. Para los ciudadanos del común, la lista de Espadas no puede significar otra cosa que el comienzo de un cambio a mejor en la forma de gobernar la ciudad.

Ahora sólo falta que la sensatez demostrada al confeccionar la lista se traslade a las promesas electorales y dejemos de oír pamplinas como la del centro de interpretación de la tapa. Para esa fruslería no hace falta convencer a Suárez-Palomares para que se comprometa en una lista.

javier.rubio@elmundo.es

21/2/11

Written by cardomaximo

22/02/2011 at 11:11

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , ,

Sevilla no se va a ver todavía

leave a comment »

DESDE NUEVA YORK, Sevilla debe verse igual que nosotros contemplamos la Osa Mayor en el firmamento: una curiosidad para pasar el tiempo. Oh, sí: se nos llena la boca pensando que los neoyorquinos de las 180 nacionalidades que grosso modo conviven en la Gran Manzana saben de nuestro pasado glorioso y son conscientes del esplendoroso futuro que nos aguarda como metrópoli de la aeronáutica, la termosolar o lo que esté de moda. Tan presuntuosos somos como para no darnos cuenta de que.

Así que la campaña Sevilla se ve a cuenta de un concierto en el Manhattan Centre hay que tomarla como lo que realmente es: una mera excusa para pagarse un viaje a NYC a costa del erario público sin mayor incidencia ni presente ni futura en la vida económica de la ciudad. Y el hecho de que ese concierto con Miguel Bosé, Concha Buika y la Mala Rodríguez se haya tenido que aplazar no importa lo más mínimo. Bueno, la secretaria del alcalde Monteseirín tendrá que cambiar los pasajes de avión y anular las pernoctaciones en Manhattan hasta que se encuentre otra fecha más apropiada. A ser posible, antes del 22 de mayo en que a Monteseirín se le ve a caer no el pelo, sino el zapatito de cristal con que se ha colado todo este tiempo en el baile municipal tocado por el hada madrina que lo ha protegido estos doce años.

¿Recuerdan que hace exactamente un mes acudió a Alemania con la misma cantinela de la exposición Sevilla se ve con la que atraer a posibles inversores? En aquella ocasión, programó una entrevista con el director del Instituto Cervantes de Berlín para justificar su visita a la fábrica de madera de las setas. Y se anunció que ese organismo cultural de promoción del español en tierras germanas incorporaría una exposición sobre la transformación urbana de Sevilla.

En la página de internet del tal Instituto Cervantes de la capital germana no hay ni rastro de tal muestra: ‘Luis Buñuels Obsessionen’ y ‘Hommage an Carlos Saura’ son las dos exposiciones que se anuncian. Y en la programación cultural hasta el 21 de marzo no hay nada más hispalense que el ciclo de cine dedicado a Don Juan, el burlador de Sevilla. Ni siquiera se menciona la entrevista con Monteseirín.

Y ahora aplazan el concierto en NYC por un problema con los visados. No será el de Monteseirín. A éste, en todo caso, no le quedan ya páginas en el pasaporte para pegar las visas de medio mundo.

javier.rubio@elmundo.es

18/2/11

<!–

Written by cardomaximo

19/02/2011 at 18:05

Dicen que hubo un debate

leave a comment »

DICEN QUE hubo un debate entre los tres principales candidatos a la Alcaldía el martes por la noche en Giralda TV. Uno no lo vio por ningún lado, a pesar de pegarse a la pantalla del televisor hora y media. Sí hubo una sucesión de discursos, cada uno a lo suyo, con algún fogonazo pasajero de respuesta al adversario, pero poco más.

Para el próximo debate o como quieran llamarlo, los asesores de Zoido, Espadas y Torrijos deberían proponer sustituir al moderador -Javier Bolaño estuvo más que digno el hombre- por un reloj de cuco, que les dé la hora y les avise de cuando les faltan 20 segundos para acabar su perorata. O que cada cual grabe su charleta mirando fijo a cámara y luego las monten una detrás de otra. Total para lo que se dijeron…

Pero aun así y todo, como el atrevimiento es más grande que la prudencia, me permito sugerirles a los asesores de cada uno de los aspirantes algunas consideraciones para sucesivos torneos de monólogos, competiciones de oratoria baldía y certámenes de juegos florales con Sevilla como telón de fondo.

Por ejemplo, a Torrijos yo le recomendaría que no ponga esa cara de asco cuando habla de la derecha o del que irrespetuosamente calificó como «El corneta del Apocalipsis». Esa gracieta cuela en un mitin con el público a favor, pero en un coloquio con el compañero de corporación presente resulta desatinado.

Por cierto, ya que estamos, que alguien le recuerde que en Barcelona hay contaminación pese a que gobiernen sus conmilitones de ICV, así que más vale no ponerlo de ejemplo de nada. Y que explique mejor lo de «intermodalmente conectado».

A Espadas, es menester que le cambien ya el juego de fotitos, que están más bien vistas. Y que no se dedique todo el tiempo a rebatir los argumentos de Zoido ya sean del metro o de las promesas al electorado. Hasta que no gobierne no se le puede echar en cara que no haya construido aún 17 aparcamientos, ¿o no? Ah, y que se aprenda el nombre de alguna vecina de una barriada apartada la próxima vez que la visite, que luego queda muy bien en la tele nombrarla como hicieron sus rivales.

Y Zoido. ¿Zoido se da cuenta de que todavía no ha ganado las elecciones? No, es que da la impresión de que no lo sabe y alguien debería decírselo. Parecía que en vez de a un debate iba otra vez a sacarse las oposiciones de Judicatura. Y la próxima, que enseñe el DNI por el anverso. . ¿Si somos tan buenos como es que jugamos tan mal?

javier.rubio@elmundo.es

17/2/11

Written by cardomaximo

18/02/2011 at 13:24

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , , ,

Coraje y esperanza

with one comment

«¿Hay alguien ahí?», dejó colgado de su discurso la quinceañera María Ortiz, que había leído el manifiesto del Día Internacional de los Niños con Cáncer reivindicando bien a las claras atención específica a los adolescentes, los grandes olvidados de la lucha contra esa enfermedad a la que nunca más prometemos nombrar con el eufemismo de «larga y cruel».

La Princesa de Asturias tuvo el detalle de improvisar una felicitación al comienzo de su intervención en el pabellón de gobierno del Hospital Virgen del Rocío dirigida a quien le había precedido en el uso de la palabra y abogó por normalizar la vida de los chicos en tratamiento.

Para Griñán, el presidente andaluz, la habitación seguía tan a oscuras como cuando la adolescente entró en ella: sacó pecho de los proyectos, las líneas de investigación, la biotecnología, las células madre, los cordones umbilicales y la medicina regenerativa que se hace en Andalucía para combatir el cáncer pediátrico. Todo muy encomiable, por supuesto, pero el manifiesto de la jornada nacional de los Niños con Cáncer buscaba forzar que los hospitales definan protocolos de atención hacia esos adolescentes a los que se les «derrumba el mundo antes de haberlo construido». La fría letanía de Griñán contrastaba vivamente con el ardoroso apasionamiento de la doctora Aurora Navajas, presidenta de la Sociedad Española de Oncohematología Pedriática. Qué entusiasmo había contagiado al auditorio su conferencia, sin necesidad de escamotear las implacables estadísticas: en Europa, cada año se diagnostican 15.000 nuevos cánceres en niños, de los que 3.000 no lo superan. Y de los supervivientes, el 60% queda con graves secuelas de por vida. En el parlamento de la doctora había coraje y esperanza, las dos palabras que resumen el abordaje indispensable de esta dolencia.

Si algo ha conseguido en sus 25 años Andex, la asociación de padres de niños con cáncer que María Luisa Guardiola bravamente capitanea, es acortar las distancias. Entre la sociedad y los niños enfermos, pero también entre los padres y los médicos, entre los investigadores y los voluntarios, entre los colaboradores y los «pelones». Todos arrimando el hombro para soportar la devastadora irrupción del cáncer en los niños. Esa cercanía que expresa la contestación de Mercedes de la Fuente, voluntaria desde 1996 galardonada ayer con la medalla de Andex, cuando le preguntan por su cometido como acompañante de los padres de niños con cáncer: «Les miro fijamente a los ojos y sonrío». Ayer, los niños de la planta oncológica se encontraron, de regalo, con un montón de nuevos ojos que los miraron fijamente dispuestos a sonreír. Sí, María, hay alguien ahí.

 

javier.rubio@elmundo.es

16/2/11

Written by cardomaximo

17/02/2011 at 10:31

Publicado en ciencia, costumbres

Tagged with

Las primeras tirantas

with one comment

EL PRIMER NAZARENO y el primer azahar tienen más literatura encima que la plaza de la Signoria de Florencia. Antes, cuando la Semana Santa empezaba el Domingo de Ramos, el primer nazareno -casi siempre blanco, de La Paz o de la Borriquita- se tomaba como precursor de lo que había de venir: una especie de cigüeña que por San Blas volvía al campanario como augurio de los días templados que se aproximaban. Ahora, como el cambio climático ha vuelto turulatas a las cigüeñas y la Semana Santa empieza el Viernes de Dolores, el primer nazareno puede ser hasta de ruán negro cruzando el puente de Triana y así no hay manera de idealizar nada. Pero ahí seguimos, con los azahares y los primeros nazarenos en danza por los pregones. ¡Pues no da juego un primer nazareno en el arranque de un pregón! ¡Cualquier día hasta le hacen un monumento!

Bueno, pues el heraldo de la primavera no es ni el primer nazareno de la mañana del Domingo de Ramos ni el primer brote de azahar. El verdadero alférez de la compañía primaveral son las tirantas de los vestidos femeninos. Ah, si las muchachas sacan los vestidos de tirantas, entonces es que la primavera está al caer.

Así que ahora, lo que procede es que un servidor se explaye haciendo literatura barata de la tersura de la nívea piel de mocita que dejaban ver los modelitos con los que un grupito de chavalas, a todas luces extranjeras, avanzaban resueltas por delante de San Telmo el viernes a las tres de la tarde. Ahí estaban las primeras tirantas de la temporada, con vestiditos de bámbula y camisetas escotadas mientras el sol les acariciaba los hombros y una suave brisa les erizaba la piel.

Después, el invierno ha torcido el rabo y nos ha echado encima alguna borrasca con lluvia y frío. Pero para aquellas jóvenes rubias, quién sabe si de Des Moines o de Rostock, acostumbradas a nieves que duran meses, los 20 grados que marcaba el termómetro eran suficientes para enseñar los hombros. Naturalmente, cuantos nos cruzábamos con ellas íbamos embutidos en bufandas, chaquetones y toda esa impedimenta con la que los sevillanos tratamos de combatir inútilmente los fríos. ¡Lo mal que nos vestimos los sevillanos para el invierno!

Tomadas como avanzadilla primaveral, las tirantas tienen un inconveniente sobre el primer nazareno o el azahar. Para nada se trata de una señal irreversible como la de los penitentes camino del templo o los botoncitos blancos en los naranjos. ¡A saber cómo se habrán vestido hoy mis vestales de la primavera, con la que está cayendo hoy!

javier.rubio@elmundo.es

15/2/11

Written by cardomaximo

16/02/2011 at 12:54

Publicado en Sin categoría

Tagged with

Lo de menos es el dinero

leave a comment »

En torno a las prejubilaciones amañadas, lo peor que podemos hacer es discutir sobre el dinero. Para eso ya están los líderes de opinión madrileños, tan acostumbrados a opinar con brocha gorda llenándose la boca con los 647 millones de euros o, mejor aún, con los 107.000 millones de pesetas que abultan más al decirlo e inflan, a su entender, la gravedad de la trama corrupta que sólo ahora empezamos a vislumbrar en toda su extensión.

La cuantía de los fondos administrados sin suficiente respaldo legal les sirve a unos y a otros para tirarse los números a la cabeza comparando los millones de euros malversados con los trajes que Camps aceptó como regalo. Y ahí, en ese intercambio de fondos públicos mal administrados, el asunto queda despojado de toda su gravedad, convertido apenas en un desfalco de los muchos que se producen a diario así en la Administración pública como en la empresa privada. Unos regalan trajes y otros regalan pensiones: empate en el marcador.

En Madrid, como bien advertía Ignacio Camacho el viernes trazando como siempre una raya en el agua, la corrupción de los ERE se ve como “una peripecia anecdótica a beneficio del inventario picaresco que acuna el tópico de un caciquismo encastrado”. Algo así como ‘ya están otra vez los andaluces con sus enjuagues’.

Resulta difícil substraerse a los elementos más chuscos de la trama, que darían para una obra bufa, por lo menos. E igualmente complicado es abstraerse de la cantidad que hayan podido cobrar indebidamente para acercarse a la cuestión medular de esta corrupta forma de ejercer el gobierno.

No, no es cuestión de dinero. Ni mucho menos son 640 millones de euros los malversados porque la inmensa mayoría de los prejubilados tenía derecho a sus prestaciones. Pero qué más da que hayan sido en total 6 o 7 millones de euros los distraídos…

Ahí es donde nos quiere llevar la Junta de Andalucía: a discutir si han sido 6 o 7 millones de euros los malversados y a pretender acallar el escándalo con la devolución de los fondos defraudados. Pero no es eso de lo que tenemos que discutir. Lo que está en cuestión, lo que este caso viene a revelar es la arbitrariedad con que se han manejado fondos del contribuyente.

Es el compadreo en el trato con la Administración pública –en la que el ordenamiento jurídico intenta reducir al máximo el margen de discrecionalidad en la toma de decisiones- el que tenemos que denunciar. Decía Chaves, para quitarle hierro al asunto según él, que se puede discutir sobre la eficacia o no de las ayudas a las empresas para ajustar la plantilla prescindiendo de sus trabajadores más veteranos.

Por qué a unos sí y a otros, no

Exacto. Ese es el asunto: por qué la connivencia de la Junta de Andalucía con los empresarios ha arrasado con la generación de empleados cincuentones, convertidos en prejubilados. La cuestión, más allá del dinero defraudado, es por qué una empresa podía esperar que su expediente de regulación de empleo fuera incentivado con dinero público y otra competidora tenía que costearse los despidos con cargo a la cuenta de resultados.

Y de ahí no nos vamos a mover. Queremos una explicación. No de lo del cuñado de Viera o de lo de la mujer de Lanzas. Qué va. Lo que los ciudadanos del común –puesto que ningún partido político lo va a hacer estando en juego tantos miles de votos- deberían demandar es una explicación de por qué se subvencionó la prejubilación de cinco trabajadores de un concesionario de coches, por ejemplo, mientras otro de la misma calle si se quiere, tenía que pagarse su ajuste laboral.

Que nos expliquen el señor Guerrero, todos los ex consejeros de Empleo además de Chaves y Griñán por qué era vital para la autonomía andaluza que de nuestros impuestos se pagara al personal cesante de un restaurante. ¿Por qué ese restaurante en concreto y no el de al lado? ¿Por qué había dinero para unos sí y para otros, no?

Aquí todos tienen que callar. ¿Alguien ha oído una palabra a la patronal desde que estalló el escándalo?, con todos los empresarios andaluces, que es justo lo que no ha existido en una década?

Este caso de los ERE amañados es la medida del gobierno socialista en la autonomía andaluza: un régimen de gobierno en el que el compadreo, la amistad, llamar a la puerta oportuna, engrasar la maquinaria burocrática convenientemente se ha convertido en el mejor aval para hacer negocio.

Lo de menos es el dinero. Lo sustantivo es la miseria moral que revela esta trama de la que todos –muchos más que los cuñados y los sindicalistas de Jaén que salen ahora- se beneficiaban a la chita callando. ¡Cómo van a piar ahora!

Written by cardomaximo

15/02/2011 at 09:24