cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for marzo 8th, 2011

O camareros o clientes

leave a comment »

Del primer examen de las propuestas que los candidatos a la Alcaldía van sirviendo a los electores cabe extraer la conclusión que resume de forma dramática el titular de hoy: o camareros o clientes. No cabe otra. Aunque los camareros pueden convertirse en cajeras de hipermercados, encargados de tienda y cocineros. De modo análogo, se aspira a que los clientes sean de fuera de Sevilla para llenar los hoteles de lujo, las terrazas de restaurantes y las grandes superficies comerciales que los principales candidatos municipales vislumbran como las grandes oportunidades de negocio en la capital andaluza en los próximos años.

Ayer mismo, el aspirante del PP, Juan Ignacio Zoido, apelaba al alcalde Monteseirín como abogado defensor de un enorme complejo comercial que se pretende levantar en torno a la segunda tienda de la multinacional sueca Ikea en terrenos de expansión de la ciudad conocidos como San Nicolás Oeste: 300 millones de euros de inversión y 4.000 empleos por crear, según el PP.

El candidato socialista, Juan Espadas, daba a conocer el viernes su propuesta para las márgenes de la dársena del Guadalquivir salipicada de terrazas, restaurantes y concesiones para el ocio y el disfrute. Más camareros y más clientes. Sólo que todos los intentos previos de establecimientos radicados en el paseo de Juan Carlos I o la calle Torneo se han ido irremediablemente al traste. Será cuestión de volver a intentarlo, pensará el candidato socialista, a base de intervención pública costeada con dinero del contribuyente mientras rinden sus frutos sus llamadas a la nueva economía sostenible y a la educación como motor de futuro.

De momento, camareros y clientes, es lo que hay. Y no son sólo los candidatos a la Alcaldía los que saludan con entusiasmo cualquier nueva apertura de un establecimiento comercial en la ciudad. La prensa, la patronal y hasta los sindicatos han recibido con alborozo la reciente inauguración de una gran superficie en Sevilla Este con más de mil puestos de trabajo creados entre directos e indirectos.

Pareciera que la ciudad entera está en almoneda, incapaz de poner en tensión sus recursos y que sólo espera la llegada de los inversores extranjeros para ponerles la alfombra roja con todos los requisitos que quieran imponer los promotores urbanísticos en cada momento. Un paseo por las zonas comerciales más tradicionales de la ciudad arroja un número de franquicias sensiblemente superior al de otras ciudades españolas de su tamaño. Es .

Franquicias y veladores

No hay más que ver lo sucedido en las calles recientemente cerradas al tráfico rodado como San Jacinto o Asunción. El éxito del que se ufana el Ayuntamiento se basa, por un lado en la extensión de veladores y terrazas de bares y establecimientos de restauración, y por el otro, en la irrupción de nuevos comercios franquiciados. Más camareros y más dependientes sin que aumenten los clientes o, para ser más precisos, el gasto global de éstos.

Acuciados por la crisis y el paro galopante -aunque también habría que reconocer la falta de cualificación laboral de la población-, los políticos sevillanos parecen disputarse ser los primeros o los más convencidos en abrazar un modelo enfocado casi exclusivamente a afianzar Sevilla como el gran centro turístico y de la distribución de su hinterland que ya es. Y han entrado en esa competición desaforada con el mismo ímpetu que reservan para la carrera electoral cuando a estas alturas -y a muchas anteriores, para qué negarlo- deberíamos estar discutiendo precisamente el modelo de desarrollo económico de Sevilla poniendo en solfa todo lo hecho hasta ahora en vista del resultado obtenido.

A principios de los 90, las estadísticas señalaban a Sevilla como la ciudad con más metros de grandes superficies comerciales por habitante de España. Veinte años después, seguimos insistiendo en ese mismo modelo hasta que se agote y los ciudadanos del área metropolitana dispongan de toda la oferta habida y por haber de grandes marcas internacionales en cada sector comercial. O hasta que se agote el suelo y los promotores emigren a otro municipio.

Pero ese mensaje es contradictorio con el centro histórico amable y sin coches en el que hemos perseverado en los últimos tiempos. Hay ciudades europeas peatonales donde los ayuntamientos hacen todo lo posible para que el comercio tradicional de la esquina siga perviviendo en vez de correr como pavos sin cabeza a rebajarle las condiciones a la primera multinacional que viene a instalarse. ¿No puede haber nada más que camareros o clientes?

javier.rubio@elmundo.es

7/3/11

Anuncios

Written by cardomaximo

08/03/2011 at 15:54

Publicado en economia, sevilla

Tagged with , , ,