cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for marzo 2011

Reciclaje de estrellas

leave a comment »

Cuando el demonio no sabe qué hacer, con el rabo mata moscas; y cuando a los arquitectos les falta el trabajo, les da por pensar. El resultado es un alud de ideas como el que regalaron al reducido auditorio el miércoles pasado la terna Fernando Mendoza, Antonio Sáseta y José Núñez en una mesa redonda con el sugerente título de «Sevilla en la encrucijada: reciclaje de los proyectos estrella», organizada por el Colegio de Arquitectos, que está de vuelta en el lado del Bien después de haberse pasado muchos años en el lado del Mal.

Sobre el tapete se lanzaron algunas propuestas brillantes sobre tres proyectos estelares de los últimos años en Sevilla, embarbascados de diferente forma: las setas de la Encarnación, el rascacielos de la isla de la Cartuja y la biblioteca universitaria del Prado de San Sebastián. Algún malpensado dirá -no sin falta de razón- que los arquitectos han elegido tres proyectos firmados por tres colegas extranjeros contra los que disparar habiendo tanta arquitectura de garrafón como la que nos han colado en la barra libre del ladrillazo de los últimos años.

Pero no le quitemos mérito a la iniciativa ni a la autocrítica a la que aludía Sáseta para explicarle al ciudadano por qué los pisos se pusieron por las nubes y los arquitectos no hicieron nada por bajarlos. Sí, no es mal punto de partida, que debería extenderse a otras profesiones como la periodística: por qué el poder hizo y deshizo a su antojo todo este tiempo sin que se oyeran voces discrepantes.

El catálogo de portadas de periódico entusiastas con los disparates, prometedoras de ilusiones vanas y simplemente hipotéticas debería exhibirse en la Lonja del Ayuntamiento para vergüenza de nosotros, periodistas, y aviso a navegantes de la nueva corporación municipal que salga de las urnas el 22 de mayo. Como el Prestige: nunca más.

El caso es que los arquitectos (o buena parte de ellos o al menos el grupito que se dio cita en el pabellón de Finlandia la otra noche) han caído en la cuenta de que nos ha salido muy caro el derroche de la última década.

El proyecto de Jürgen Mayer suscita opiniones encontradas incluso entre quienes están de acuerdo en que es una barbaridad arquitectónica desescalada y el dineral enterrado es una monstruosidad. Ahí se acaban los consensos porque cada uno tiene su opinión sobre qué habría que hacer ahora que está tan próxima su conclusión.

Terminarlas supone seguir invirtiendo dinero y darle más hilo a la cometa de la concesionaria, que en «un par de años estará llamando al Ayuntamiento pidiendo subvenciones». El panorama que se dibuja es el de una segunda parte de Isla Mágica , negocio ruinoso pese a todas las concesiones hechas y por hacer.

Dejarlas tal cual, sin acabar, supondría «un triste recordatorio de nuestra miseria», pero al menos limitaría el coste de la operación rescatando de manos privadas el suelo y el vuelo de la plaza, el «timo de la estampita» que nos han vendido haciendo pasar el mecano por un sucedáneo del Guggenheim bilbaíno que atraerá a masas de turistas deseosos de comprobar que no se cae.

Tirarlas abajo ahora que ya están casi terminadas aumentaría la factura. No todo el mundo está por gastar más dinero en quitarlas de en medio, sino que hay quien propugna «esperar a que se pongan verdes las maderas o se aflojen los tornillos y se vaya cayendo poro a poco».

En serio, Fernando Mendoza sugiere dos autorías independientes antes de su apertura: una sobre el coste total de la obra y otra sobre la seguridad del edificio. Y además, que se garantice el carácter público de la plaza, la demolición de la pata más cercana a la calle Puente y Pellón, la supresión del ridículo puente sobre la calle Imagen y la eliminación de los «ridículos granos de adoquines».

Mayor piscina de olas de Europa

Por el contrario, el rascacielos de César Pelli y la biblioteca de Zaha Hadid concitan más consenso: sobre el primero, todos tienen la certeza de que no se hará. Desde julio de 2007 en que comenzaron las obras, la promotora sólo ha sido capaz de excavar el agujero para cimentar que verían, con agrado, convertido en la «mayor piscina de olas de Europa». La crisis económica, la pérdida del carácter público de las cajas con la entrada de accionistas privados y la lógica del mercado aconsejan soplan en su contra.

Y el juicio sobre la biblioteca del Prado de San Sebastián también es unánime: se trata de un proyecto pésimo de la ganadora de un Pritzker Zaha Hadid que debería ser demolido a costa de la Universidad de Sevilla, empeñada en su construcción a cualquier precio. En cualquier caso, habrá que esperar el fallo de los jueces; el de los arquitectos es rotundo: el proyecto es malo con avaricia. Bienvenida sea la rectificación puesto que salió con el voto de su decano.

 

javier.rubio@elmundo.es

21/3/11

Written by cardomaximo

22/03/2011 at 10:28

En Luxemburgo para Ecuador

leave a comment »

ES DE ESAS NOTICIAS que conviene leer dos veces para cerciorarse de no haberlo entendido mal. Si alguien necesita pellizcarse después del siguiente párrafo, no dude en hacerlo por prescripción facultativa: «El alcalde de Sevilla se reunió en Luxemburgo con los responsables del Banco Europeo de Inversiones, presidido por Magdalena Álvarez, para presentarles el proyecto de un parque eólico en Loja (Ecuador) que lidera Emasesa para pedirles financiación». Marchena, Monteseirín y Magdalena: ¡vaya trío de amortizados!

Por lo visto, la empresa metropolitana de aguas se ha asociado con Vestas Wind Systems, que es líder mundial en energía eólica y segundo proveedor en España de aerogeneradores, y dos empresas locales: Equinse y Carvisa Energía. De la primera, no hay manera de enterarse a qué se dedica con la presentación de su página web: «Equinse es una compañía fundada en 1982, con sede central en Sevilla que centra el grueso de su actividad comercial en la integración de proyectos multidisplinares, la mayoría de carácter institucional. En virtud de su vocación internacional Equinse cuenta con estructura comercial, logística y operacional en treinta y cinco países, constituida delegaciones comerciales y oficinas de representación». De la segunda, no sé darles norte.

¿Y qué hace Emasesa metida en una operación de 45 millones de euros para construir el primer parque de aerogeneradores en Ecuador continental? Misterios. Uno, como es tan ceporro, no llega a vislumbrar qué beneficio saca la empresa que me trae el agua de boca de la transferencia de know how que pudiera derivarse del parque eólico. Que uno sepa, la energía eléctrica se evacua con cables y no con tuberías.

Y a uno, como además de ceporro es malpensado y la tiene tomada con más de un impresentable, le da por pensar en el negocio que iba a hacer Emasesa con el agua con azahar embotellada que iba a venderse en los mejores restaurantes del mundo y que sirvió para justificar el pasaje a Nueva York para correr un maratón. Y también del excelente negocio de suministro de programas informáticos que iba a conseguirse en Turquía que sirvió para justificar un viaje a todo plan por Estambul y Ankara.

En el blog del todavía alcalde se puede leer esta perla: «Sevilla se ha trazado su camino: sabe a dónde quiere ir como ciudad, qué quiere ser y cómo hacerlo». Y tanto que saben dónde ir: de momento, a Ecuador pasando por Luxemburgo. Y después, al infinito y más allá.

 javier.rubio@elmundo.es

18/3/11

Written by cardomaximo

19/03/2011 at 11:38

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with

En Japón son de la Quinta

leave a comment »

AL SEXTO DÍA, con un terremoto en lo alto que ha matado a 10.000 personas, más un tsunami que se ha tragado pueblos enteros de los que no queda más que la biblioteca en pie, más tres reactores nucleares a pique de fundirse, más el viento empujando la nube radiactiva sobre sus cabezas, de repente, todo el mundo ha caído en la cuenta de que los japoneses no lloran. Caramba, ¡pues sí que se dieron maña los jesuitas por allí y los apuntaron a todos a la Quinta Angustia!

Quien haya acudido a un funeral en la parroquia de la Magdalena sabrá que el más simple hipido da la nota. A lo más que se puede llegar es a respirar hondo cuando pasa el finado con los pies por delante. Generaciones enteras de sevillanos de la clase social más elevada han sido educados durante centurias para reprimir los sentimientos propios y, sobre todo, nunca exteriorizarlos. Y nada de gafas de sol para esconder los ojos llorosos, que eso es de folclóricas. Llorar está mal visto aunque luego, cuando al Rey se le escapan unas lágrimas en el entierro de su padre, todo el mundo le alabe el gesto humano. ¡Ni que los japoneses fueran de palo, hombre!

Los psicólogos sociales imparten doctrina recordando que la ocultación del dolor es un rasgo cultural nipón para no acrecentar la angustia de quienes nos rodean. Y no como esos velorios en que está todo el mundo tan tranquilo, medio llorado ya, y llega entonces la vecina del quinto o la prima del pueblo y hala, venga a gimotear y a relatar por lo bajini hasta que todo el mundo rompe a llorar otra vez. ¡Eso no se hace, mujer!

Un joven malagueño, Francisco Ayala, becario de Extenda en Tokio, lo ha resumido en dos renglones de teletipo: «Si esto pasa en España, no hubiera quedado nada de nosotros; ellos están preparadísimos, y aunque la gente tiene miedo, no tiene el alarmismo y tremendismo de España, donde se reacciona de forma diferente; allí se intentan limitar las emociones y valorar lo que realmente pasa». ¡Si hasta habían pintado los tíos una cola serpenteante con tiza en el suelo en un aparcamiento donde daban mantas y nadie se salía de las dos rayas!

Igual que en los tiempos de Olavide se trajo colonos bávaros católicos para repoblar Sierra Morena, se hace preciso importar decenas de japoneses para las cuadrillas de costaleros. ¡Enseguida iban a salir con las mocarreras cuando les anuncien que no salen por la lluvia! Y además, seguro que igualaban en las dos primeras trabajaderas de los palios.

 

javier.rubio@elmundo.es

17/3/11

Written by cardomaximo

18/03/2011 at 13:12

Publicado en costumbres, historia, semana santa

Tagged with , ,

Una cruz en el patio

leave a comment »

LA CHAVALERÍA estaba revolucionada en las filas antes de entrar al colegio. Los chiquitines llevaban pétalos de flores y en los mayorcitos había ese bullebulle de las ocasiones señaladas. También ellos podrían decir, como el hermano mayor de San Gonzalo ante el viacrucis con el Señor del Soberano Poder, que «es algo que le ocurre a uno una vez en la vida». Para unas personitas de 8 o de 12 años, una cruz que lleva dando vueltas por el mundo desde 1984 es un objeto misterioso: la de sitios por las que habrá pasado, la de manos que la habrán rozado y la de vidas entrecruzadas en todo ese tiempo, que para ellos es una eternidad. «Entre veinticuatro niñas no podíamos con ella», tercian las mayores para nimbar el halo de misterio con otra cualidad extraordinaria del madero.

Pero la cruz de la Jornada Mundial de la Juventud que se pasea estos días por Sevilla es más bien normalita. De hecho, le puede caer toda la lluvia del sábado -cuando monseñor Asenjo se dejó besar no el anillo pastoral sino poniendo la otra mejilla a las madres de los rapazuelos que revoloteaban en la plaza del Triunfo- que no se estropea. Y no tiene que venir ningún restaurador a cuidar de la encarnadura. Si acaso, un ebanista cuando el barniz empiece a faltar. Es lo que tienen los símbolos: el significado importa por encima del significante. Si lo sabrán eso en el barrio de León: dos horas estuvieron las criaturas de la hermandad esperando la clarita que les permitiera atravesar el río como alma que lleva el diablo con tal de lucir como correspondía el estreno de la túnica bordada para la ocasión. Bueno, por el Tardón y por otros catorce barrios de la ciudad que dejaron a buen recaudo, en vista del chaparrón, sus cruces de guía con que debían señalar las estaciones del viacrucis. No fueran a estropearse a un mes de la Semana Santa.

La cruz en el patio, llueva a o ventee, como símbolo del ecumenismo católico que lo mismo preside el funeral del ministro paquistaní para las Minorías (martirizado por su fe) que una excursión de boy-scouts muniqueses. La cruz de guía convertida en una joya patrimonial tan valiosa que no puede exponerse a fenómenos meteorológicos adversos como símbolo de una fe local encerrada sobre sí misma.

Sólo me queda invocar a León Felipe: «Que no haya un solo adorno / que distraiga este gesto: / este equilibrio humano / de los dos mandamientos… / sencilla, sencilla… / hazme una cruz sencilla, carpintero». Una cruz para el patio.

 

javier.rubio@elmundo.es

16/3/11

Written by cardomaximo

17/03/2011 at 13:12

Publicado en costumbres, sevilla

Tagged with , ,

¿Sigue Espadas de candidato?

leave a comment »

LA PREGUNTA, QUE uno formulaba malévolamente en voz alta en la redacción para sorpresa de los compañeros más impresionables, me la ha respondido el propio Espadas con el envío matutino de su actividad diaria en los barrios de Sevilla: una triste foto en la que escucha a dos señores al otro lado de un pupitre en una desangelada sala en la que lo único reseñable es un reloj -imposible saber si en hora- al fondo, por encima de un zócalo de azulejos de dudoso gusto. Espadas sigue de candidato para decir esto: que en el próximo mandato destinará más dineros y más recursos humanos para solventar los muchos problemas que tienen los Tres Barrios (Madre de Dios, Los Pajaritos, Candelaria). Ah, no sabe el peso que me ha quitado de encima el candidato.

El caso es que la última vez que Espadas se ganó un titular en la prensa local fue el viernes 4 de marzo con su propuesta de colorines para el río Guadalquivir. Y tanto le debió de gustar el resultado que el viernes pasado volvió a insistir en que, si ganara el 22 de mayo o perdiera pero lo auparan a la Alcaldía, las obras de todas esas canchas deportivas, atraques de yates, terrazas y restaurantes ribereños empezarían en verano a lo más tardar. En fin, tampoco dice cuándo iban a terminar porque vistos los precedentes…

Ya está. La equivocación de la foto con el tiburón de Pickman La Cartuja y pare usted de contar. Y los analistas políticos venga a importunar con las agrupaciones locales de brazos caídos, el pesimismo que traslucen los socialistas, la crisis de los ERE en todo lo alto, Zapatero y sus bandazos que enervan a todos por igual…

Todas las dudas -malintencionadas por parte de un servidor, no hay duda- se disiparon este domingo cuando el candidato Espadas colgó en su blog una intervención resumen de la semana. No es que mirase de reojo a Zoido, que parece ser la única estrategia del comité electoral socialista, sino que se ofrecía como el descarte de los desencantados con el aspirante del PP: «Frente a un proyecto político que no pasa de ser un inventario de baches, farolas, suciedades varias (en definitiva, un conjunto de problemas y ninguna solución), el Plan Estratégico Sevilla 2020». Ah, ya.

Uno, en su modesta opinión, empezaría por recomendarle a Espadas que cambie de cámara fotográfica a ver si mejora la nitidez de las imágenes. Un candidato tan metropolitano y tan integrado (Zoido es el apocalíptico, según Torrijos) no puede enviar unas fotos tan deprimentes.

javier.rubio@elmundo.es

15/3/11

Written by cardomaximo

16/03/2011 at 12:59

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with ,

Subidos a la noria

leave a comment »

La noria a la que se sube hoy este artículo no tiene nada que ver con la que instalaron en 2006 en el Prado de San Sebastián el tiempo justo (ocho meses, ni un embarazo a término) para darse cuenta de que el invento no tenía ningún futuro. Sus promotores, la empresa británica World Tourist Attractions, plegaron velas de inmediato y se fueron con la música a otra parte mientras el Ayuntamiento prometía que en un año o año y medio se volvería a poner en funcionamiento en el muelle de Nueva York, cuya remodelación se anunciaba para finales de 2009. Pasó 2009, pasó 2010 y entramos en 2011: no hay rastro de la noria y el paseo del muelle de Nueva York sigue en obras sin que se sepa cuándo podrán disfrutarlo los sevillanos. También siguen en obras los Jardines del Guadalquivir, en la isla de la Cartuja, cerrados desde que la Exposición Universal se clausuró el 12 de octubre de 1992. También están cerrados los pabellones del Futuro y del siglo XV sin que se sepa para qué van a servir. El de la Navegación lleva en obras de remodelación casi tanto tiempo como tardaron en construirlo.

El catálogo de promesas incumplidas y cuestiones marginadas de la agenda política de la ciudad puede engordarse a voluntad. La comisaría policial de la Gavidia se cerró en 2003 ante la amenaza de ruina; en 2005 el Ayuntamiento se la compró, ruinosa y todo, al Ministerio del Interior por casi 10 millones de euros que se iban a invertir en construir cinco nuevas sedes policiales en otros tantos distritos; sólo se ha levantado una, la de la Alameda de Hércules desde entonces.

La primera vez que salieron a subasta los bajos del mercado del Arenal fue en enero de 2006, pero nadie pujó por los más de 10 millones que exigía el Ayuntamiento. Tiempo después, se adjudicó a una empresa que acabó devolviendo los locales y renunciando a su puesta en el mercado.

Otro mercado, el de la Puerta de la Carne, un notable edificio regionalista de Lupiáñez y Gómez Millán, cerró sus puertas en 1999. Una ardua batalla legal expropiatoria paralizó la intervención, que luego se vio retrasada por la ocupación de las instalaciones por parte de un grupo de jóvenes sin hogar. En abril de 2008, va para tres años, se anunció a bombo y platillo que se iba a instalar allí el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla con auditorio, cafés, talleres, espacios escénicos y dependencias para grupos teatrales y asociaciones culturales. Hace tres años ya de la trompetería triunfal y doce del cierre infame.

Desde 1999 esperando

Exactamente el mismo tiempo que ha transcurrido desde que se cerrara la biblioteca de la calle Alfonso XII. En todo este tiempo, la Administración central del Estado y la Junta de Andalucía no encontraron mejor uso para ese edificio que incluirlo en la ampliación del museo de Bellas Artes. La idea se plasmó en un informe de intervención del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico fechado en 2005. Hasta 2009 no se dio el visto bueno a la ampliación y hasta 2010 no se firmó el convenio definitivo. Los 500.000 euros consignados en 2011 permiten imaginar que darán para poco. Hasta 2014 no estará completada la obra. Al menos, eso se calcula.

Otro museo, el Arqueológico, espera que le llegue el turno para la rehabilitación integral que ganó en concurso el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra en diciembre de 2009. En agosto de ese año se calculaban 42 meses, incluidos 36 de obras, para tener a punto el edificio con su nuevo proyecto museográfico. En los presupuestos de 2011, hay consignados poco más de 300.000 euros a todas luces insuficientes para iniciar de firme los trabajos, que tendrán que esperar.

Tablada sigue esperando a pesar de todas las idas y venidas a los juzgados exactamente en el mismo estado en que se la encontró el alcalde Monteseirín. La SE-40 sigue a paso de tortuga y la construcción de las líneas 2, 3 y 4 del Metro no tienen horizonte temporal. La Feria no se ha trasladado a ningún sitio y el PGOU lleva consumidos un cuatrienio y centenares de millones de euros adelantados por los promotores urbanísticos. Y de la Ciudad de la Justicia, mejor no decir nada.

Es el sino de la ciudad. Esperar. O para ser más exactos, esperar a que se pudran los proyectos, decaigan los ánimos y se vengan abajo las ilusiones. Todo dura aquí demasiado, se enreda en cuestiones en las que se mezclan la lentitud de la burocracia, la ineptitud de los gestores políticos y la desidia de la sociedad civil, convencida de que el brote del azahar a mediados de marzo suspenderá todos los problemas y embriagará a cuantos lleguen a Sevilla para admirar su inmarcesible belleza. Y aquí seguimos, en los cangilones de la noria, arriba y abajo sin poder echar el pie a tierra.

javier.rubio@elmundo.es

14/3/11

Written by cardomaximo

15/03/2011 at 11:05

Sin proyecto y sin plazos

leave a comment »

VAMOS A VER. ¿Es serio que dos políticos con responsabilidades de gobierno -se desconoce por cuánto tiempo más- firmen un papel mojado de cara a la construcción de la Ciudad de la Justicia sin que se les caiga la cara de vergüenza por la de papeles mojados que han firmado antes con el mismo objetivo? Bueno, pues ahí están ufanos firmando lo que les pongan por delante al modo ya te veré. O sea, que ni hay proyecto, ni se ha licitado nada, ni hay plazos, ni hay presupuesto ni ganas de meterse en un obrón como el que supone construir de nueva planta todos los edificios judiciales que una ciudad moderna se merece.

Lo de la Ciudad de la Justicia es un abuso a la confianza y a la paciencia de los ciudadanos, porque ellos son los usuarios afectados por las dilaciones y porque ellos son los que pagan doblemente su carencia: con incomodidades e ineficiencias en los edificios judiciales actuales y con sus impuestos, escamoteados para otros usos más espurios, según vamos conociendo. ¿Se acuerdan de la consejera que dijo que en 2010 estarían empezando las obras? ¿Y la que prometió el desbloqueo del contencioso por los suelos con Patrimonio del Estado? ¿Dónde estarán ahora?

Hoy por hoy, sigue estando en el aire por mucho que los periódicos trompeteen al día siguiente un acuerdo idéntico al que han firmado otras veces. No hay nada: ¡por Dios, si ha tenido que ir una propia al Registro del Ayuntamiento a solicitar formalmente la cesión de los terrenos!

Pero siempre hay quien está dispuesto a ir más allá de lo que dicta el sentido común para congraciarse con el poderoso de turno. Ahí está, por ejemplo, el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, al que nadie había dado vela en este entierro (llevan doce años enterrando la Ciudad de la Justicia), pero que se ha metido en el charco viendo que no había peligro de que le salpicaran imputaciones ni citaciones judiciales.

Torrijos ha tenido la humorada de criticar no el plan de la Junta, que es puro humo, sino el que Zoido se ha sacado de la manga y del AutoCAD para aprovechar unos cuantos solares libres en torno al Prado de San Sebastián e ir tirando con lo que hay. Y lo mejor es la explicación que da Torrijos para arremeter contra el que llama «corneta del Apocalipsis»: «Ni tiene proyecto, ni presupuesto, ni plazos».

Acabáramos. ¡Como si la ocurrencia de Monteseirín y Pizarro de empezar cuando sea por una parcela municipal en Los Gordales tuviera proyecto, presupuesto y plazos! ¡Qué poca seriedad!

javier.rubio@elmundo.es

11/3/11

Written by cardomaximo

12/03/2011 at 11:06