cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for mayo 2011

Una calle para Alfredo Sánchez Monteseirín

leave a comment »

Pilar Bardem se queda sin calle. Zoido alcalde (¿cuándo le cambiaron a este hombre su segundo apellido que hasta Rajoy lo llamaba así en los mítines?) ha prometido apearla del nomenclátor en cumplimiento de la ley de memoria (inmediata) por desafecta, no a la causa, sino a Sevilla, donde nació de casualidad y con la que no le une ningún vínculo efectivo. Antes que Pilar Bardem hay decenas de artistas sevillanos que sí se merecen aparecer en el callejero. Como los últimos alcaldes, incluido Alfredo Sánchez Monteseirín: ¿por qué no iba la ciudad a agradecerle los servicios prestados a un regidor legítimo y democrático? Otra cosa es la consideración que se haga de su gestión. Soledad Becerril y Alejandro Rojas Marcos también aguardan turno.

30/5/11

Written by cardomaximo

31/05/2011 at 11:50

Publicado en Uncategorized

El nuevo municipalismo

leave a comment »

De momento, lo que el alcalde electo Juan Ignacio Zoido nos ha enseñado -con prisas indisimuladas- es sólo una parte del modelo con el que pretende gobernar Sevilla durante los próximos cuatro años. El sábado dejó hecha la alineación, pero no repartió los dorsales (el orden de las tenencias de alcaldía)… ni lo que es aún más importante, definió el estilo de juego de su equipo de gobierno. Estamos a medias, todavía.

La reducción de áreas de gobierno está en línea con lo que hacen los grandes ayuntamientos españoles, que llevaban una enorme ventaja al de Sevilla, anclado en un reparto fraccionado de delegaciones que recordaba la inflación ministerial de los tiempos soviéticos. Así pues, Zoido pone al Ayuntamiento de Sevilla en el camino que marca la Ley de Grandes Ciudades con que Aznar obsequió a Gallardón en diciembre de 2003: tomar decisiones en la junta de gobierno y dejar el pleno como una cámara deliberativa.

Queda por ver ahora si inmediatamente por debajo de cada delegado municipal figurará un coordinador general como permite la ley, encargado de la gestión ejecutiva de cuanto se decida en la junta de gobierno. Éste es precisamente el modelo que tiene implantado el Ayuntamiento de Barcelona, donde el alcalde Hereu -también despojado del poder por la oposición- se va a despedir del cargo presentando una auditoría.

El equipo de gobierno que ha fraguado Zoido establece con rotundidad un escalón de atribuciones entre los concejales con mando en plaza y aquellos a los que sólo encomienda la gestión de un distrito de la ciudad. El nuevo alcalde se rodea así de un cinturón de pesos pesados en los que delega poder y confianza, mientras los concejales de distrito llevan a cabo una labor de proximidad con los problemas cotidianos de la ciudadanía.

Políticamente, el diseño es plausible e inobjetable. El disparate de veintiuna delegaciones municipales que hemos padecido para contentar a los socios de la coalición e incluso a las familias socialistas nos ha vacunado para este adelgazamiento de la estructura y reforzamiento de la coordinación. El poder ejecutivo atomizado tiene muchos más inconvenientes que ventajas.

Otra cosa diferente es si, como parece, el nombramiento de los concejales de distrito avanza en una descentralización de la gestión ordinaria o cualquier otra forma de reparto del presupuesto por las muchas necesidades de los barrios de Sevilla. Por cierto, este consistorio monocolor también se va a salvar de las lecturas inevitables sobre qué partido de la coalición sacaba más tajada del capítulo de inversión.

Lo que esperan los ciudadanos del nuevo equipo de gobierno es que profesionalice y modernice la gestión de la maquinaria burocrática local. Aquí no hay matiz ideológico discutible: se trata de que los servicios municipales vuelvan a tener el protagonismo en la gestión del Ayuntamiento en lugar de vaciarlos de competencias para traspasarlas a unos institutos en los que, con reiterada frecuencia, se incumplen las garantías de transparencia y concurrencia pública sacrificadas ladinamente en aras de una agilidad en la contratación que ya sabemos a qué conduce.

¿Querrá Zoido dar ese paso? ¿Se va a empeñar en desmontar esas estructuras trufadas de clientelismo y arbitrariedad en la contratación? Es demasiado pronto para saberlo. Otro tanto cabe decir de las empresas municipales, cuyo carácter público se comprometió, en plena campaña electoral, a consagrar. Pero conviene examinar la cuestión sin apasionamientos: ¿es hoy la Gerencia de Urbanismo el instrumento ágil para la concesión de licencias con que se fundó o, por el contrario, ha llegado a ser tan extremadamente lenta como el servicio municipal al que sustituyó?

Quizá sea pronto para decirlo o quizá nos desmienta el mismo Zoido a la vuelta de dos semanas cuando firme el decreto de atribución de funciones y organización del Ayuntamiento, pero este mandato puede ser el que inaugure un nuevo municipalismo en Sevilla después de que el de viejo cuño diera muestras de insuperable agotamiento a lo largo de la era Monteseirín. En descargo del alcalde saliente, hay que matizar que se vio atado de pies y manos por la reiteración de la fórmula de las coaliciones e incluso de las propias luchas internas en el seno de su grupo municipal.

Pero nada de eso hay ahora. Es el momento. Juan Ignacio Zoido tiene todo de su parte para hacer del Ayuntamiento de Sevilla una administración eficaz y moderna al servicio de los ciudadanos desbaratando hábitos adquiridos y limpiando de adherencias indeseables la labor política. Esa sería, a qué negarlo, su primera gran contribución a la ciudad que tan abrumadoramente lo ha puesto en el cargo.

javier.rubio@elmundo.es

30/5/11

Written by cardomaximo

31/05/2011 at 10:34

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , , ,

Ingenieros y subcontratas

leave a comment »

LOS ALEMANES buscan ingenieros y nosotros buscamos contratos. En el fondo, es lo mismo: cómo sobrevivir en un entorno globalizado dominado por la competencia entre empresas, entre sectores, entre países, a todos los niveles. Alemania se quiere asegurar el talento para ahondar en nuevos desarrollos industriales durante los próximos decenios y Andalucía quiere asegurarse la carga de trabajo para que nuestras empresas industriales puedan sobreponerse a la crisis ganando cuota de mercado en el extranjero.

El miércoles se inauguró en Sevilla la Semana de la Industria Andaluza, una feria inversa que organiza la Federación de Empresarios del Metal por sus propios medios, si bien con la ayuda económica de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa. En esta tercera edición de Sima, los empresarios andaluces prevén unos 1.400 contactos profesionales entre la treintena de empresas multinacionales de primer nivel deseosas de encontrar subcontratistas entre las compañías auxiliares andaluzas en las ramas de aeronáutica, automoción, ferroviario, energía, ingeniería y defensa. No queda otra que exportar para salvarse.

La feria es poco fotogénica: no hay enganches a la media potencia en los que se pasean ganaderos de bravo, ni caballos enjaezados, tampoco hay mujeres guapas vestidas de gitana, ni posa, con una copa de champán en la mano, una cuerda de invitados traídos en el AVE de Madrid como una bandada de pájaros que levanta el vuelo una vez consumidas las horas y los canapés. No hay nada que llevarse a la boca del relumbrón: no hay volantes, no hay modelos vestidas de novia ni automóviles deslumbrantes para impresionar a quienes sólo pueden admirarlos.

Pero en esas entrevistas entre ejecutivos de grandes compañías y los empresarios andaluces se juega el futuro del sector industrial, ni tan insignificante ni tan desfasado como por pereza mental acostumbramos a imaginar.

Los alemanes saben que hay que regar los plantones para que se hagan frondosos y rindan frutos. Por eso quieren llevarse a los ingenieros, también andaluces, mejor formados. Quizá algún contrato de los que se consigan en la feria industrial sirva para evitar esa fuga de cerebros. Y si resulta inevitable, quién sabe si dentro de una década o más, son directivos andaluces emigrados a Alemania los que vienen a contratar con las empresas de la región. Al menos, que nos quede ese consuelo.

javier.rubio@elmundo.es

27/5/11

Written by cardomaximo

28/05/2011 at 11:44

Publicado en economia, sevilla

Tagged with ,

Siete diferencias, dos ciudades

with one comment

EN UNA CIUDAD largamente gobernada por los socialistas, el alcalde saliente y el entrante se han encontrado por primera vez tras las elecciones del domingo pasado bajo la obra artística dedicada a una dama de alta alcurnia de la ciudad muy activa en múltiples actividades sociales y culturales a las que no dejaba de asistir lo más granado de la burguesía ilustrada de la época.

Ambos políticos, una vez olvidado el fragor de la contienda electoral, han comenzado a negociar el traspaso de poderes habida cuenta de que el gobierno del consistorio va a cambiar de manos después de muchos años. Las crónicas de los periódicos subrayan la cordialidad que ha presidido esta primera entrevista tras los resultados electorales. Se trata de entregar el poder de forma ordenada a fin de evitar peligrosos vacíos.

Como todo tendrá que estar listo para el sábado 11 de junio, ambos acordaron que una comisión con dos representantes por cada partido vaya examinando las cuestiones concretas de la transición para que sea lo más pacífica posible. El alcalde saliente le comunicó a su sucesor en el sillón su intención de presentar ante la opinión pública un balance de la situación financiera del Ayuntamiento para general conocimiento de la ciudadanía, en lo que el regidor entrante se mostró plenamente de acuerdo.

En otra ciudad largamente gobernada por los socialistas, el primer encuentro entre el alcalde que se va y el que va a llegar se produjo también a la sombra de la obra artística dedicada a una dama de alta alcurnia muy activa en la vida social de la ciudad. Ambos políticos, una vez superado el fragor de la contienda electoral, apenas se dedicaron una mirada mientras se apretaban las manos con gesto de fría cortesía. Las crónicas periodísticas subrayan la ausencia de todo signo de cordialidad.

Nadie ha acordado nada, de momento. El alcalde electo, sin embargo, ha prometido revelar su equipo de gobierno este viernes, a falta de dos semanas para el traspaso del bastón de mando. Del mismo modo, ante el silencio de su antecesor en el cargo, ha anunciado auditorías de todas las áreas municipales y las empresas públicas dependientes del Ayuntamiento a fin de obtener una imagen lo más certera posible de la situación de las arcas públicas.

Las dos ciudades de las que aquí se habla son Barcelona y Sevilla. Ahora, el lector puede -si lo desea- jugar a descubrir las siete diferencias entre estas dos ciudades después de encajar los nombres propios de cada una de ellas en los correspondientes párrafos.

javier.rubio@elmundo.es

26/5/11

Written by cardomaximo

27/05/2011 at 11:34

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , , ,

¿Qué le pasa a este PSOE?

leave a comment »

¿TAN CIEGOS SON como para no ver lo que todo el mundo medio intuye? ¿Tan sordos se han quedado después de tantos años escuchando al del bombo saludando cada vez que había una visita oficial? ¿Tan empecinados están en echarle la culpa a la crisis que no van a admitir ninguna otra causa en el landslide que los ha sepultado en Sevilla y amenaza con llevárselos por delante en las autonómicas? No puede ser que entre tanta gente, y alguna tan buena como hay en ese partido, no haya quien se dé cuenta del hartazgo profundo al que han conducido a la sociedad andaluza, de la sensación de hastío que recorre los pueblos y ciudades, del aburrimiento fenomenal que causan sus discursos abotargados, del rechazo visceral que, en plena crisis, plantean los privilegios asociados a la militancia.

¿Qué le pasa a este PSOE? Es difícil reconocer en este partido torpón y sin capacidad de respuesta a aquella maquinaria perfectamente engrasada que se movía al unísono a la orden del general secretario cuando se convocaban las elecciones. Un secretario de agrupación que saca los pies del plato y pide primarias, unos militantes que dejan caer los brazos, un candidato que juega a ir por libre y que se deja llevar derechito al despeñadero hasta que alguien cae en la cuenta del disparate en que se mueven, un secretario provincial que presume de haber quedado a punto y medio del PP ¡cuando hace cuatro años la diferencia era de 20 puntos!

¿No quieren verlo o es que están más ciegos de lo que creemos? Un secretario general aferrado al paro como causa final de su descalabro y que todavía elucubra con el porcentaje de votos que se mueve de unas municipales a unas autonómicas para poder presumir de que, si tal sucede, podría pactar con ¡Izquierda Unida dentro de un año!. ¿Es verdad lo que estamos viendo? ¿No va a haber nadie en su entorno que le advierta del cataclismo, de que esa mano del póquer ya pasó y han repartido nuevas cartas sin que él se haya enterado?

No lo digo por sus militantes, entre los que hay gente honrada como la que más; ni siquiera por sus votantes, por esos casi cien mil sevillanos que le dieron su confianza al PSOE. Lo digo por su historia, lo digo por lo mismo por lo que ellos tan estúpida como irresponsablemente mendigaban el voto de lástima en los mítines: por ser la tierra de Felipe González. Y porque los necesitamos. Porque Zoido -más que nadie- y todos nosotros necesitamos una oposición con los pies en el suelo capaz de mirar a los ojos de los votantes sin la altanería, la soberbia intelectual y la chulería con que han asimilado la derrota. ¡Hacedlo por nosotros!

javier.rubio@elmundo.es

25/5/11

Written by cardomaximo

26/05/2011 at 12:24

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , , ,

En efecto, olía a napalm allí

leave a comment »

LOS AMERICANOS, tan dados a darle nombre a todo lo que se mueve en torno a las consultas democráticas, lo llaman ‘landslide’. Eso es lo que ha pasado aquí: un corrimiento de tierras, un terremoto, un movimiento de las placas sociales que desliza el voto de una a otra fuerza y le da a una lo que le quita a la rival. Técnicamente se le puede poner algún reproche porque 20 de 33 concejales no es una suma tan apabullante, pero en Sevilla nunca se había visto tal cosa y es desde ahora es nuestro particular landslide.

Y encima, el impresionante testimonio videográfico del compañero Fernando Ruso nos presenta al tío que ha conseguido esa hazaña que nos parecía inalcanzable: «Vámonos», le dice a su hijo mayor, y se va a derribar el mito de que la abstención favorece al PP, el de que los barrios populares nunca dejan de votar al PSOE, el de que la Alcaldía se iba a decidir por 2.500 votos, el de que los populares ya han movilizado a todo su electorado y ya no pueden crecer más y el de que Zoido ha llegado a su techo mucho antes del día de las elecciones. A la basura con todo eso: el antihéroe de esta historia, nuestro Leopold Bloom que en vez de desayunarse con riñones de cordero a la plancha lo hace con tortas de aceite, acaba de enterrar unos cuantos apriorismos que se mantenían indiscutibles por pura pereza intelectual.

El primer atisbo de que se avecinaba una fuerte sacudida electoral lo tuvieron los asistentes al acto de presentación de la biografía de Zoido. Aquel día, el hotel NH Convenciones se quedaba pequeño para la cantidad de gente que quería saludar, implorar, manosear, abrazar, sermonear, fotografiarse o tocar al candidato. Y no sólo gente corriente, sino también principales que tenían mucho que agradecerle al rival y a su partido. En aquel salón olía a napalm, el olor de la victoria que el mentón al viento de Robert Duvall husmeaba en el ambiente con la llegada de los helicópteros del Séptimo de Caballería en ‘Apocalypse now’.

Sí, el PP se había amunicionado con agente naranja, pero lo que nadie podía intuir en noviembre es que los vietcongs se dejaran pillar como conejos en vez de emboscar al enemigo usando para ello la ruta subterránea Ho Chi Minh. Y pegándose tiros en el pie como Moriña.

Zoido se había ganado la mayoría absoluta a pulso, pero los concejales 19 y 20 son regalo de Espadas. Ahora, tras el landslide, a éste sólo le queda decir como Robert McNamara, el secretario de Defensa de Lyndon B. Johnson, cuando profetizó en descargo de la decisión de usar defoliantes: «Algún día, el delta del Mekong florecerá como el valle del Misisipí». Para eso, antes tienen que correrse las tierras.

javier.rubio@elmundo.es

24/5/11

Written by cardomaximo

25/05/2011 at 11:30

Así se ganan las elecciones

leave a comment »

ASÍ SE GANAN las elecciones. Alguien puede decir que con una mayoría absoluta incuestionable como la que obtuvo ayer Zoido, con 19 puntos porcentuales sobre el inmediato perseguidor, con el mayor número de sufragios que nunca haya cosechado nadie en Sevilla, con una proporción de concejales en el consistorio como nunca antes ningún otro regidor ha tenido en la capital andaluza. La responsabilidad que contrae Zoido es, por ello, mucho mayor.

Pero, en realidad, Juan Ignacio Zoido había empezado a ganar las elecciones cinco años atrás, cuando tomó una pala y se lió a quitar basura de El Vacie. Por más que entonces chocara aquella imagen, que lo descalificaran por frívolo o, peor aún, por electoralista. Zoido puso las bases para arrollar a los socialistas en su feudo la primera vez que decidió dar batalla en vez de resignarse a perder en los grandes distritos de color socialista. Así es como se ganan las elecciones: pateándose la ciudad barrio a barrio, escuchando las quejas de los vecinos, prometiendo lo poco y lo mucho, atendiendo a lo que la gente normal demanda sin pararse en  disquisiciones ideológicas. Así se ganan las elecciones, como los mejores estudiantes aprueban el curso con buena nota: trabajando día a día.

Y desde hoy tiene que empezar a gobernar la ciudad. Día a día, compromiso a compromiso, objetivo por objetivo, cumpliendo todo lo que ha anunciado, empezando por dos cuestiones claves en estos momentos: austeridad en el gasto y transparencia en la gestión.

El vendaval de Zoido se ha llevado por delante la coalición PSOE-IU que tanto hastío había generado en la ciudad. Estaba ahí para quien quisiera ver el cansancio del clientelismo, de las corruptelas, de las mentiras casi recurrentes, de los escándalos, de los viajes, de las mariscadas. Los socialistas se engañaban a sí mismos creyendo que era cosa de un puñado de votos con una participación escuálida que supuestamente beneficiaría al PP. Hasta eso ha saltado por los aires. A qué excusa se agarrarán ahora para explicar la debacle.

Otro tanto cabe decir de Torrijos, a quien siempre le quedará echar mano de la intromisión de la juez Alaya en la campaña electoral citándolo con abogado para cuatro días antes de que se forme el consistorio hispalense.

La decepción viene de la orilla andalucista, que pese a aumentar en número de votos, se ve castigada por no poder superar el listón del 5%. Demasiado incluso para un nómada del desierto como el Partido Andalucista.

javier.rubio@elmundo.es

23/5/11

Written by cardomaximo

24/05/2011 at 10:41