cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for junio 16th, 2011

Problema para cada solución

leave a comment »

EL RASCACIELOS de la isla de la Cartuja, de completarse su construcción, lleva camino de convertirse en el mayor problema de Sevilla. Dicho sea sin la menor escora ideológica o política: es la pura constatación de que no están resueltas las cuestiones adyacentes a la decisión de levantar un edificio de esas proporciones y con esa capacidad de atracción de flujos sin haber calibrado precisamente las consecuencias. Es lo que sucede cuando se despojan de aspectos técnicos las soluciones urbanísticas para quedarse sólo con el simbolismo casi místico de las dimensiones históricas que representa levantar un rascacielos.

Un aparcamiento de 3.500 plazas origina un movimiento de vehículos que la zona es incapaz de absorber. A los escépticos, basta con invitarlos a pasear por Puerta Triana para comprobar in situ el contorno -ya visible- del rascacielos y lo cerca que está de una simple vía de tres carriles por sentido por la que tienen que entrar y salir todos los automóviles que busquen aparcamiento en los bajos de la zona comercial y de oficinas: colapso fijo.

El disparate es de tal calibre que el presidente de Cartuja 93, Isaías Pérez Saldaña, ha propuesto una solución que más parece alambicar el problema. Ha sugerido el ex consejero de Agricultura y ex alcalde de Ayamonte y ex maestro nacional que sería necesario tender unos tapices rodantes como los de las terminales de los aeropuertos para que los pasajeros de los trenes de Cercanías llegaran al mismo pie del rascacielos sin necesidad de darse la caminata. Esto de los tapices rodantes ya lo propuso esa minerva del socialismo autóctono que es el cónsul honorario de Brasil, el docto Blas Ballesteros, que llegó a convocar un concurso para hacer peatonal la Avenida de la Constitución hace una década, por lo menos. Desde entonces tiene que andar el que vende los tapices rodantes tratando de dar el mangazo

¿Y quién va a pagar la instalación, el mantenimiento y el consumo eléctrico del tapiz? ¿No lo adivinan, de verdad? Hay fondos europeos, ha dicho Saldaña antes de quedarse tan pancho. ¡Fondos europeos para que los sevillanos no tengan que caminar 500 metros para llegar a un rascacielos que está donde no debía! Como se entere la Merkel…

Y si no hay tapices rodantes, pues trenes de Cercanías y si no, un tren de levitación magnética que ACS está empeñado de probar aquí mismo. Y si no, cualquier otro problema añadido a una mala solución… ¿Nadie ha pensado en quitar de en medio el rascacielos?

javier.rubio@elmundo.es

15/6/11

Written by cardomaximo

16/06/2011 at 10:39