cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for julio 1st, 2011

Dos alcaldes, dos fotografías

leave a comment »

LA FOTO DE Conchitina era expresiva. Una habitante del Vacie -esa vergüenza colectiva que lleva cumplido ya el medio siglo- levantándole el dedo de las promesas por cumplir o de los compromisos a medias o de lo que quiera que estuviera diciéndole a Zoido. Agrada ver al alcalde descorbatado con las mangas de la camisa remangadas sentado a la mesa con el hule en medio del poblado de chabolas.

Agrada, primero, porque no es usual y es una bocanada de aire fresco en un ambiente siempre tan encorsetado como el de la política local donde cualquiera se cree con derecho a que lo traigan y lo lleven en coche oficial y a sentarse en la primera fila de cualquier teatro se dé la función que se dé. Y también por el simbolismo que encierra: el regidor escuchando a los vecinos mientras la concejal delegada del área toma notas en una libreta. ¿Cuánto tiempo hacía que no veíamos actuar así a nuestros munícipes? Primero escuchar y luego hablar.

Acabar con El Vacie va a ser muy difícil, pero no tiene por qué ser imposible. Y lo primero que se precisa es atender las peticiones de los moradores del poblado, reclamarles a ellos mismos responsabilidad y luego poner en marcha una maquinaria lenta y complicada de manejar con riesgo de que en cualquier momento pueda descarrilar. Pero no hay otro camino. Está bien ver que Zoido no se va a quedar en su torre de marfil de la Plaza Nueva, sino que va a seguir pisando el barro de las calles.

Qué contraste con otra fotografía que traía ayer el periódico. Jesús Morón la firmaba y era tan elocuente como la de Conchitina en El Vacie: el candidato abortado Alfonso Rodríguez Gómez de Celis entrando en las setas de la Encarnación para rendirle homenaje al ex alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín.

No hay fotos del ágape por expreso deseo de los organizadores. Manuel Marchena en persona se encargó de impedir a los periodistas dar cuenta de ese acto de desagravio perpetrado en el lugar del crimen, en el mirador de las setas de la Encarnación. El inspector médico en expectativa de destino Sánchez negándose a que lo fotografíen en un homenaje ofrecido por amigos, arrimados, medallistas de la ciudad y estómagos agradecidos.

Ignoro si el equipo de prensa de Zoido Alcalde lo calculó con premeditación para que coincidieran en la prensa esas dos fotos: cabal representación del ominoso pasado y del prometedor futuro. Pero si lo hicieron, ¡qué tino tuvieron!

javier.rubio@elmundo.es

30/6/11

Written by cardomaximo

01/07/2011 at 12:36