cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

¿Y si hubiera taxis ‘low cost’?

leave a comment »

EN ATENAS, los taxistas llevan dos días de huelga atascando los accesos al aeropuerto y al Pireo para frenar la liberalización del servicio que plantea el Gobierno dentro de un paquete de medidas para elevar la competencia tras el rescate económico. El portavoz de la principal asociación de taxistas lo ha dejado claro: «Si has conseguido un préstamo de 200.000 euros para comprar un coche y una licencia de taxi, siguiendo las leyes de este país… y de repente te dicen que mañana no tendrás nada, dime lo que harías».

En la Plaza de Cuba de aquí mismo, a media tarde o a las diez de la noche de cualquiera de estos días de verano, los taxis aparcados suman tres filas. Una veintena o más de vehículos flamantes, en muchos casos automóviles híbridos recién comprados, aguarda clientela: una veintena o más entre señoras mayores de Los Remedios que van a una conferencia al Ateneo, ejecutivos camino de Santa Justa de vuelta a Madrid, matrimonios con niños y maletas que se van de vacaciones en avión y turistas despistados que quieren ir a la basílica de la Macarena.

No hay para todos. Así que el sector tendrá que descansar a la fuerza una semana del mes de agosto para reducir el parque de taxis un tercio y así aumentar la recaudación diaria. Dicen que sobran 800 licencias, que es la manera de enfocar el problema desde el lado de la oferta con más regulación, más incremento de tarifas y más trabas a los usuarios. Pero si se examina la cuestión desde el lado de la demanda, que es justo desde nunca lo hacen los monopolios y los concesionarios públicos, lo que faltan son clientes.

Quizá es que en toda Sevilla no hay ya más ancianitas, ni más ejecutivos de paso, ni más turistas, ni más familias cargadas de maletas dispuestos a pagar los 8 o 9 euros que cuesta de promedio una carrera medianita sin pluses de nocturnidad, equipaje o espera. Por no hablar de la ida o la vuelta al aeropuerto que, en algunos casos, cuesta más que el billete de avión en una aerolínea low-cost.

Cada minuto que pasa el taxi esperando en una parada está costándole dinero al propietario de la licencia: mantenimiento, amortización, combustible, limpieza… Ese justamente fue el punto de partida de las compañías aéreas low-cost, que sacan rentabilidad de tener sus aviones el más tiempo posible en el aire en vez de esperando en el aeropuerto. Aunque sea mermando la rentabilidad marginal.

Si lo sabrán en Atenas, donde algunos taxis pequeños admiten pasajeros que comparten carrera: cobran doble los taxistas, pero pagan menos los clientes.

javier.rubio@elmundo.es

20/7/11

Anuncios

Written by cardomaximo

21/07/2011 a 10:11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: