cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Los accionistas vuelven a la caja

leave a comment »

A MEDIODÍA de ayer, a la hora del chupinazo pamplonica que anuncia los encierros por San Fermín, la sexta caja de ahorros más antigua de España dejó de existir. Lo hizo al día siguiente de que feneciera la más antigua, el monte de piedad de Madrid, quizá para no alterar el curso de la historia. En el momento en que se admitió la cotización de los títulos de Banca Cívica se fundió la historia de la caja de ahorros sevillana. Por mucho que nos digan que todo va a seguir igual: los accionistas mandan y no son como esos pastueños que se rebelaban contra quien les dijera el partido en las asambleas generales. Qué va.

El momento del adiós a nuestra más antigua institución financiera local estuvo exento de sentimentalismos y hasta de consideración con el pasado. ¡Con todo lo que guerreó Sevilla para que le dejaran unificar sus dos cajas de ahorro como para que ahora acaben diluidas en unos globos enormes de color rosa a la entrada del palacio de la Bolsa de Madrid! Nadie ha derramado una lágrima, ni siquiera le han cantado el gorigori o el ‘Pobre de mí’, que sería más acertado tratándose de una unión forzada con navarros además de burgaleses, canarios, alcarreños y otra gente de por ahí.

Así que la caja de ahorros de Sevilla vuelve a tener accionistas. Sí, porque esa parte de la historia a menudo se olvida: el primitivo Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla se fundó con un capital social de un millón de reales de vellón divididos en acciones a pesar de tratarse de una entidad benéfica.

Pero en 1842 –exactamente como ahora– no estaba muy claro el modelo de esos instrumentos financieros concebidos para «propagar el espíritu de economía y la propensión al trabajo, desterrar el vicio e inspirar el amor al orden». La anomalía de estar fundada como una sociedad mercantil duró hasta 1922, en que definitivamente se eliminaron las acciones que ahora vuelven a resurgir.

Quizá porque la historia es cíclica, como pensaban los mayas, y el tiempo es circular: de la casi intervención del Banco de España de 1899 pasamos a la casi intervención de 2010, cuando se le buscó novia a Cajasol a la carrera, antes de que a la señorita se le adivinara la preñez de 1.000 millones en activos tóxicos. O puede que la historia se repita, como pensaban los marxistas, primero como tragedia y después, como farsa. Eso, que cada cual atribuya a cada momento la calificación que mejor considere.

javier.rubio@elmundo.es

22/7/11

Anuncios

Written by cardomaximo

23/07/2011 a 10:21

Publicado en economia, junta de andalucia, sevilla

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: