cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for julio 2011

Toreo de salón en San Jacinto

leave a comment »

TODA LA TINTA que hizo correr el cierre al tráfico rodado del tramo de la calle San Jacinto entre Pagés del Corro y el Altozano se ha ido por el sumidero ahora que : Triana está salvada. El hecho de que la obra se acometa una semana antes de los días señalaítos de la Velá invita a pensar que esa obrita menor del pavimento quiere ser la tarjeta de visita con que el nuevo equipo de gobierno municipal se presenta a los trianeros.

El corte de la calle San Jacinto suscitó una controversia dentro y fuera de Triana en la que asociaciones vecinales, grupos de ciudadanos, comerciantes, automovilistas y taxistas echaron su cuarto a espadas a favor y en contra de una medida muy discutible en la que el equipo de Monteseirín cifró gran parte de su presencia en el antiguo arrabal y guarda.

Zoido y los suyos, en cambio, han decidido hacer lo contrario, que no quiere decir que sea reabrir la calle a los coches ahora que todo el mundo se ha acostumbrado a dar la vuelta por la cava y los que no, ya se han hartado de ir a Triana. Lo contrario, en este caso, quiere decir empezar por tomar decisiones incuestionables. No está mal aplicar un poco de sentido común y deshacer la tontería del vidrio por los suelos.

En eso no hay discusión posible, porque los cristales estallaban cada dos por tres en cuanto les pasaba por encima una rueda más gruesa que la de las bicicletas y no era plan de estar echándole un dineral a la calle cada seis meses. Hasta ahí, todos conformes.

Pero no estaría de más empezar a saber qué plan tienen para Triana en general y para la calle San Jacinto, en particular. Se puede reabrir al tráfico rodado, se puede dejarlo todo como estaba o se puede alargar el tramo peatonal hasta Sánchez Arjona (perdón, avenida Esperanza de Triana), pero conviene que nos vayamos haciendo una idea.

Porque lo de cambiar los pavimentos de la calle ancha de Triana ha sido toreo de salón: pulcramente ejecutado, repleto de adornos -como esa foto de los dos concejales acuclillados señalando el suelo de vidrio descascarillado- y visualmente atractivo para el respetable, pero sin peligro ninguno, sin transmitir emoción a los tendidos porque no había nada en juego. Ya veremos cuando suelten el torito en puntas del debate sobre una calle San Jacinto peatonal si la cuadrilla de Zoido Alcalde sabe mandar y templar.

javier.rubio@elmundo.es

19/7/11

Written by cardomaximo

20/07/2011 at 10:04

Publicado en paisaje, patrimonio, sevilla

Tagged with , ,

Asignaturas para septiembre

leave a comment »

El protagonismo semanal lo ha vuelto a reclamar el concejal de Economía y etcétera, Gregorio Serrano, a vueltas con la inauguración del nuevo auditorio de Fibes, uno de esos arcanos llenos de misterio cuya solución, en el fondo, nadie conoce aunque toque pagar la factura antes o después. Serrano, que es el concejal de Zoido Alcalde que más se ha prodigado en este mes ante los micrófonos, ha calcado el discurso de sus antecesores en el cargo: prometer grandes eventos sin concretar la fecha de apertura.

No parece que hayamos avanzado mucho al respecto. Pero al equipo de gobierno de Zoido le queda por delante mucha tarea para conseguir torcer el rumbo de la ciudad, a la que lleva la inercia, si quiere que a la vuelta de las vacaciones los sevillanos empiecen a percibir el cambio prometido en el Ayuntamiento y por el que votaron mayoritariamente en las urnas el 22 de mayo. Estos son algunas de las asignaturas pendientes de las que el equipo de gobierno municipal tiene que examinarse en septiembre:

-Fibes: Zoido se comprometió al marcarla como una de sus prioridades. Lo cual ya es llamativo después de un retraso de un lustro en la conclusión de los trabajos de ampliación del palacio de congresos. Tan ambicioso se quiso hacer que ahora hay un descuadre entre la obra ejecutada y lo que estaba previsto. ¿Error de cálculo de los proyectistas, exceso de celo de la constructora, fallo garrafal de la dirección de obra? Sea lo que fuera, ahí sigue Fibes sin fecha inaugural y sin poder venderse en los circuitos internacionales del turismo de congresos. A este paso, 2012 se perderá también como se ha perdido 2011.

-Ikea: Se ha convertido en la gran cuestión municipal del nuevo momento. El empeño de Zoido de aparecer como paladín del empleo y la recuperación económica lo ha llevado a meterse de lleno en un zarzal de recalificación urbanística, negociación con los promotores y autorización de la Junta de Andalucía del que no va a salir sin rasguños, sea cual sea la determinación que tome.

-Torre Pelli: El compromiso del alcalde es revisar papel por papel la licencia de obras que permite añadir un nuevo piso al rascacielos cada quincena, aproximadamente. Para ello, hay que volver a examinar el expediente en una Gerencia de Urbanismo dirigida por un ex alto directivo de Cajasol, la entidad promotora de la torre, de la que el Ayuntamiento de Sevilla tiene interés por el acuerdo espurio de última hora entre Monteseirín y Antonio Pulido. Ardua tarea.

-Plan Centro: En apariencia, lo más sencillo para Zoido: prometió eliminarlo y basta su firma al pie de una moción plenaria para revocar el enrevesadísimo sistema empleado para restringir el tránsito rodado en el centro de la ciudad. En realidad, el mecanismo nunca ha llegado a funcionar del todo a la perfección, tampoco se va a notar tanto: de hecho, los automovilistas ya han perdido la costumbre de circular por el centro de la ciudad, así que nadie lo va a echar de menos.

-‘Setas’ de la Encarnación: Cualquiera pensaría que una vez inauguradas y convertidas en icono urbano por el movimiento 15-M, poco o nada puede hacerse al respecto. Pero la factura de Sacyr por el peaje en la sombra para que los sevillanos suban gratis al mirador y otros pagos pendientes que vendrán va a echar leña al fuego de la indignación con una obra a la que no se le ve remate final en la factura.

-Túneles de la Palmera y del Tamarguillo: Están terminados, pero nadie puede circular por ellos. La fullería con que se ejecutó la obra, sin tener presupuesto para necesidades incontrovertibles como iluminación, señalización, revestimiento y bombeo de aguas pluviales, va a exigir un esfuerzo adicional de las arcas municipales para tenerlos listos a la vuelta de las vacaciones. Cada día que pase la obra terminada sin entrar en servicio, la indignación se irá traspasando del anterior al actual equipo de gobierno. Así de cruel es la herencia recibida en las administraciones públicas.

-Sede de Ranilla: Se le puede aplicar exactamente el párrafo anterior. El edificio de la jefatura de la Policía Local se ha demorado por cuestiones varias que ya no hacen al caso, ahora toca amueblar y abrir la sede administrativa cuanto antes. La ventaja sobre los túneles a medio hacer es que el ciudadano no siente la urgencia de ocupar las oficinas; a cambio, son los funcionarios municipales -cuerpo combativo donde los haya- los que van a empezar a presionar.

-Limpieza y seguridad: ¿Está más limpia la ciudad que antes del 11 de junio? ¿Atiende la Policía Local con más diligencia los avisos de los ciudadanos que hace un mes? Dos materias sensibles sobre las que gravita buena parte de la percepción generalizada del funcionamiento del consistorio. La reorganización interna de ambos servicios municipales es clave a la vuelta del verano.

javier.rubio@elmundo.es

18/7/11

Written by cardomaximo

19/07/2011 at 10:20

Publicado en elecciones, sevilla

Tagged with , , ,

Dieciocho de julio: 75 años después

leave a comment »

Hoy hace 75 años de la fecha más significativa de la historia del siglo XX en España. Aunque es verdad que la sublevación militar había arrancado el 17 de julio, fue el 18 cuando prendió la mecha que hizo estallar la contienda civil que marca la historia contemporánea española. Tres cuartos de siglo es tiempo más que suficiente para empezar a considerar aquel episodio como un suceso histórico –probablemente del que más se ha escrito, con excepción de la Segunda Guerra Mundial- en vez de convertirlo en el gozne sobre el que pivota la vida política. Paz, piedad y perdón. La invocación de Azaña cuando la guerra se encaminaba a su final debería estar en el frontispicio de cualquier controversia que, a estas alturas, ya sólo puede tener forma de discusión histórica.

18/7/11

 

Written by cardomaximo

18/07/2011 at 09:34

Publicado en historia

¿Cuánto es poca comida?

leave a comment »

A PROPÓSITO DE la instrucción judicial que se sigue contra la directora de una guardería que racionaba la comida de los pequeñines repartiendo un menú entre tres, no hay nada que decir. El juez lo dirá por todos nosotros, ya que el sentido común suele escasear en los pleitos, en los que no conozco a ningún abogado que no haga de Mourinho: ganar y ganar. A algunos les gusta más elaborar el juego en el centro del campo, a otros les va más subir por la banda y otros, en fin, se crecen al contragolpe, pero todos buscan ganar.

No, no va exactamente de eso la columna, que se va ahora mismo justo al extremo opuesto, reduciendo al absurdo –o no, ya se verá– el argumento principal: ¿admitirían los jueces una denuncia por exceso de comida en el plato? Una madre que se fuera al juzgado de guardia porque a su hijo le han puesto en el restaurante italiano una exageración de espaguetis a la carbonara o un padre que denunciara al bar de la esquina por incluir demasiadas patatas fritas con sabe Dios qué grasa animal, vegetal o hasta mineral.

Y lo mismo en los comedores escolares, en los cuarteles o en los hospitales. ¿Ustedes han visto la cantidad de comida que les ponen a los pacientes ingresados? Pero si eso no se lo puede comer ni una persona enteramente sana, cuanto más al que acaban de operar de lo que sea, sin sal, sin azúcar, sin gluten… y a las horas que se come en los hospitales, que está el sol en todo lo alto y ya están sirviendo la cena.

Aproximadamente un tercio de la comida de los restaurantes va de vuelta a la cocina y de ahí, al cubo de la basura. ¿No sería más lógico preguntarle al comensal si tiene mucho o poco apetito igual que el maître al tomar la comanda apunta si se prefiere la carne muy hecha o al punto? Y esos menús infantiles de las comuniones, ¿no hay nutricionista de guardia que los impugne con tanto frito y tanta carne baratucha?  Aparte de que no comen lo mismo el primo de 14 años que la hermanita de 7, hala pues ahí van seis croquetitas para cada uno y un filete empanado y así los chavales ponen a punto la técnica del trueque.

En la isla japonesa de Okinawa es donde proporcionalmente viven más personas longevas de todo el planeta. El secreto está en una dieta hipocalórica que aquí llamaríamos de muertos de hambre, sobre la base del arroz hervido, tan alejada de nuestros excesos de grasas saturadas. La frugalidad es la base de una vida sana y prolongada. Eso se da por descontado.

Y ahora, si ustedes gustan, podemos seguir discutiendo si se le debe racanear la comida a los niños o si alguien competente supervisa lo que comen. ¿Cuánto es poca comida? ¿En Sevilla Este o en Japón?

javier.rubio@elmundo.es

15/7/11

Written by cardomaximo

16/07/2011 at 10:31

Publicado en costumbres, educacion

Tagged with ,

A la tercera fue la vencida

leave a comment »

MADRID LO VA  a intentar por tercera vez. El sueño olímpico produce monstruos, si lo sabremos bien en Sevilla, donde nos empecinamos por tres veces también en albergar unos Juegos Olímpicos sin haber llegado ni a la décima parte de donde ha llegado la Villa y Corte. Gallardón quiere quemar el último cartucho olímpico conchabado con el ex secretario de Estado de Deportes, ahora cómodamente instalado en la oposición municipal, el socialista Lissavetzky. Tienen una cabezonada: los de invierno de 2018 se han ido a Corea del Sur y eso da alas a una ciudad europea para los de verano de 2020.

Sevilla ya disparó sus tres postas, a cual más petardazo. En julio de 1993, al año de acabarse la Exposición Universal, el alcalde Alejandro Rojas Marcos convenció a todo el mundo de las bondades de la carrera olímpica y Sevilla echó a correr. Llegó hasta Lausana, donde cayó en el primer corte por detrás de Atenas, Roma, Ciudad del Cabo, Estocolmo y Buenos Aires, empatada sin premio con Estambul, Lille, Río de Janeiro (sí, la de 2016), San Juan de Puerto Rico y San Petersburgo.

El mismo 7 de marzo de 1997 en que la ciudad recibió el primer olímpico varapalo, Madrid anunció sus intenciones de postularse como candidata, pero Sevilla bloqueó esa posibilidad reclamando una segunda oportunidad que resultó aun más catastrófica que la primera. Entre tanto, Monteseirín tomó el relevo para embarcar a todo el mundo en los Mundiales de Atletismo de 1999: la medalla de plata, decía él entonces; y la herencia maldita de un estadio sin uso.

Todavía lo intentó Sevilla para 2012 a pesar de que el informe de la comisión evaluadora del CIO en 2003 era todo lo despiadada que puede ser la diplomacia olímpica. Sevilla peleó con la capital del Reino en el Comité Olímpico Español: ganó Madrid por 157 a 103 votos y Sevilla sepultó para siempre sus aspiraciones.

La junta de gobierno local del mandato PSOE-PA selló un documento institucional tras la elección de Londres 2012 en el que se reconocía la «prioridad de Madrid» en «exclusiva» para las convocatorias de 2016 (perdió en la final contra Río de Janeiro) y 2020, que es la que ahora está dispuesto a reactivar Gallardón, reservándose Sevilla la posibilidad de ¡volver a la competición! para 2024 o 2028, según fueran las cosas.
Lo único que sacó en claro Sevilla de aquel disparate fue la Glorieta Olímpica, delante del Alamillo. Ahí donde un tiempo ondeaba orgullosa la bandera olímpica y se encendía el pebetero, ahora izan la del arcoiris del movimiento gay. ¡Nunca más!

javier.rubio@elmundo.es

14/7/11

Written by cardomaximo

15/07/2011 at 10:26

Publicado en deporte, historia, sevilla

Tagged with ,

La cotización del atardecer

leave a comment »

@Alvaro Pastor Torres

@Alvaro Pastor Torres

SI LOS ATARDECERES cotizaran en Bolsa, Banca Cívica tendría que fijar un precio para sus acciones en la banda baja de la salida a los mercados. Así se las quitarían de las manos los inversores institucionales, que sólo se dejan llevar por el examen de los fundamentales y examinan con lupa el PER, pero las rechazarían millares de particulares renuentes a invertir en una caja de ahorros cuyo rascacielos afeará para siempre las mejores vistas de uno de los ocasos más impresionantes que existen en el mundo: Sevilla, la de los  incomparables atardeceres.

Da gusto ver cómo cae la tarde por los alcores del Aljarafe tornasolando el cielo con toda la gama imaginable de violetas, púrpuras y cárdenos mientras unas nubes altas y desperdigadas ponen palio a esa cinta que pinta el horizonte como ningún artista ha sido capaz de hacerlo. Da gusto embelesarse contemplando el horizonte inflamado a lo lejos mientras el último resplandor pugna feroz contra las sombras de la noche que avanzan fatigosamente abriéndose paso entre el último calor de la tarde. Da gusto perder la mirada en lontananza admirando los colores de la atardecida sin más obstáculo que el campanario de la parroquia de Santa Ana o el disparate de la torre de Los Remedios que el desarrollismo de los 70 fue incapaz de rematar durante lustros.

Nadie cobra por el espectáculo que ofrecen los cielos que aún no perdimos, quizá por eso nadie cae en la cuenta del bendito don de presenciar un ocaso impresionante como el que ofrecen estas tardes altas de julio. El nuevo concejal de Economía ha puesto el acento en potenciar el turismo de congresos y el de cruceros, pero no ha dicho nada del turismo de atardeceres: un instante fugaz y cambiante en la frontera entre el día y la noche que colorea el cielo y tiñe de una luz especial la silueta de la ciudad. ¿Tendrá que venir un presidente de los EE UU a descubrirnos ese secreto al que no damos mayor valor como pasó en Granada con el mirador de San Nicolás? ¿Para cuándo estos atardeceres de verano en los carteles anunciadores de los mil actos que tienen a Sevilla por escenario?, ¿cuándo una foto con el fondo violáceo servirá para promocionar la ciudad?

Qué maravilla de ocasos de julio, con el sol cada vez menos remiso a irse del todo, con el cielo arrebolado como si la bola de fuego candente del mediodía hubiera teñido la atmósfera para apurar la despedida. Si cotizaran los atardeceres, Sevilla sería millonaria. Sólo falta sacarlos a la bolsa turística para hacerlos rentables.

javier.rubio@elmundo.es

13/7/11

Written by cardomaximo

14/07/2011 at 09:46

Publicado en paisaje, sevilla

Tagged with ,

El corte de verdad

leave a comment »

@Fernando RusoLA NOTA MÁS alta para cursar estudios universitarios en Sevilla se exige en Biotecnología de la Universidad Pablo de Olavide, con un 12,516 sobre 14. En la Hispalense, la nota de corte más alta corresponde a Medicina, con un 12,451 sobre 14. A ésta sigue un nuevo grado en Biomedicina Básica y Experimental que exige un 12,361. Y luego una miriada de grados y titulaciones dobles como esa de Derecho y Administración y Dirección de Empresas impartida en inglés en la UPO para la que se precisa tener una nota media superior a 11,881 puntos.

Da que pensar. Porque la exigencia de mayor o menor puntuación no obedece a un requerimiento especial para llevarse a los mejores alumnos a una carrera especialmente dura sino a una simple ley de oferta y demanda de los aspirantes a universitario: el mercado con su mano invisible, que se cuela por el sitio más insospechado. Durante años, la carrera de Ciencias de la Información -ya ven- ocupaba los primeros puestos de esa lista excelsa hasta que la crisis de la profesión periodística ha hecho a decenas de aspirantes decantarse por otras especialidades en las que no asusta tanto el panorama de desempleo y precariedad.

Da que pensar que, por lo general, no haya correspondencia unívoca entre los mejores expedientes académicos y los profesionales más brillantes el día de mañana. Pero como no hemos encontrado otro sistema más justo para proveer las plazas universitarias que la asignación por riguroso orden de notas, tenemos que encomendarnos a él. Habría que volver como un calcetín el sistema de elección de carrera para que fueran las universidades las que seleccionaran a los alumnos y no al revés, como sucede ahora. Esa también es la larga mano invisible del mercado, pero de otra manera menos sutil y más a la vista de todos.

Pero lo que de verdad da que pensar es el futuro que aguarda a esos jóvenes dispuestos a cursar el doble grado de Derecho y Administración de Empresas en inglés. ¿Qué perspectivas de trabajo en Sevilla se abrirán ante ellos dentro de cuatro años cuando hayan conseguido graduarse? ¿Hay tejido empresarial para absorber a una promoción completa de esos nuevos titulados con un dominio más que notable de dos disciplinas vitales en el mundo de los negocios internacionales?

Ese será el corte de verdad, cuando muchos de los egresados tengan que hacer las maletas e irse fuera porque su formación como ejecutivos esté a años luz de la que demanda, hoy por hoy, un mercado laboral constreñido y alicorto.

javier.rubio@elmundo.es

12/7/11

Written by cardomaximo

13/07/2011 at 12:41

Publicado en economia, educacion

Tagged with , ,