cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

La presión mediática

leave a comment »

EL EX concejal Francisco Fernández, de juzgado en juzgado para demostrar su inocencia, ya sin coche oficial ni perrito que le ladre. Qué lástima inspira, con esa cara de niño grande, como de no haber roto nunca un plato. Su última -por reciente, no por definitiva- declaración ante el juez demanda, cuando menos, una disculpa de los medios de comunicación sevillanos hacia este prohombre que no hizo sino desvivirse por la ciudad en los años en que estuvo al frente de la Policía Local y el tráfico sevillanos.

Un respeto para este abnegado servidor de lo público al que le pudo el miedo escénico que tan bien retrató Valdano refiriéndose al Bernabéu y ordenó comprar equipamiento para los camiones de los bomberos sin expediente ni nada, así en plan compadre: «Me pone una docena de sirenas, quiero veinte luces de gálibo y doscientos metros de manguera. ¿No hay descuento por familia numerosa?, ¿dónde hay que firmar?»

El hombre -en serio, no lo hemos inventado los columnistas- ha confesado ante su señoría que tomó la decisión de pasar por alto las minucias legales de la concurrencia de ofertas y la publicidad de la compra por la «presión mediática» a la que se veía sometido con críticas casi constantes a la carencia de medios del cuerpo de extinción de incendios.

¿No es entrañable la justificación?, ¿no es para compadecerse de este pobre concejal crucificado día sí y al otro también en los periódicos, las radios, las tertulias televisivas de la ciudad por haber desatendido a los bomberos? Claro, tanta insistencia hizo que el hombre se aturullara y se gastara 644.000 euros atropelladamente, sin dar tiempo ni a comunicárselo al interventor. ¡Qué malos somos los periodistas!

La presión mediática. Claro, así se explica que a este hombre le saliera todo torcido a su paso por el Ayuntamiento. ¿La adjudicación de los aparcamientos subterráneos a Equipark que todavía anda envenenada?, ¿las cámaras del plan Centro que no acertaban a leer las matrículas?, ¿los túneles a medio hacer de la Palmera y el Tamarguillo?, ¿la jefatura de la Policía Local de Ranilla que no tiene acometidas ni de luz ni de agua?, ¿el coche ponemultas que se estropeaba lunes, miércoles y viernes y no funcionaba martes, jueves y sábados? De todo eso tenemos la culpa los periódicos, que no lo dejábamos pensar ni actuar con la prudencia que exige un cargo como del que disfrutó.

Todo eso se lo hubiera ahorrado de haber cedido también a la presión mediática cuando se pedía su dimisión. ¡Será porque se lo exigimos pocas veces!

javier.rubio@elmundo.es

7/9/11

Anuncios

Written by cardomaximo

08/09/2011 a 10:25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: