cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Con lo que Sevilla les debe

leave a comment »

ZOIDO NO SABE el error tan gravísimo que está a punto de cometer. No lo sabe el hombre, que bastante tiene con despercudir la ciudad: plata no habrá, pero la va a dejar como los chorros del oro. Por eso es urgente que alguien se lo diga, que Curro Pérez entre a la Alcaldía Baja y se lo susurre, que Santi Martínez Vares o Gregorio Serrano hagan un aparte con él en alguno de los diez o doce actos protocolarios de cada día y se lo planteen. Si los presidentes sevillanos del Baloncesto y el Tenis quisieran echar una mano, bienvenida sería. Lo mismo si Alfredo quisiera romper su silencio de este centenar largo de días para hablar con el alcalde al que le dejó el sillón y la roncha…

Porque es una equivocación mayúscula, es como pegarse un tiro en el pie apenas comenzado el mandato. La protesta de los profesores de Madrid se va a quedar en pañales con las oleadas de manifestantes en la Plaza Nueva. Y cortes de tráfico permanentes, algaradas que van a dejar en una piñata de cumpleaños los disturbios de los obreros navales. Todo eso y más que ni siquiera podemos imaginar se avecina si alguien no saca a Zoido del error. Y pronto.

La Administración pública no puede descapitalizarse así como así, en esto coinciden hasta los más recalcitrantes neoliberales. Y el Ayuntamiento no está ahora mismo para prescindir de fieles servidores de lo público, gente experimentada a lo largo de décadas de contrastado (y contestado) servicio a los ciudadanos, curtida con conchas de galápago, experta en manejar presupuestos hasta su despilfarro total, muy habilidosa en cavar agujeros presupuestarios y especializada en gestión discrecional del personal. Y forrada, con el frío que va a hacer este invierno en la calle.

Es urgente que alguien con autoridad – tal vez Arenas…- aconseje a Zoido para que siga el ejemplo de la Diputación, que acaba de rescatar al ex concejal Alfonso Mir para un carguito en el consorcio central de basuras Los Alcores-Guadalquivir dada su probada experiencia en Lipasam primero como capataz y luego como incapaz gerente que hundió la empresa.

Zoido no lo sabe todavía, pero va directo al abismo si prescinde de tipos como Domingo Enrique Castaño, en todos los enjuagues de ropa sucia municipal, el lumbrera de Manuel Copete o el espabilado de Blas Ballesteros, a los que está a punto de despedir liquidando la fundación chiringuito en la que Monteseirín les dio cobijo a cargo del contribuyente. ¡Cómo nos los vamos a quitar de encima así sin más, con lo que Sevilla les debe!

-Ah, ¿pero todavía quieren más, los muy…?

javier.rubio@elmundo.es

21/9/11

Anuncios

Written by cardomaximo

22/09/2011 a 10:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: