cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Los minutos de la basura

leave a comment »

HEMOS ENTRADO en ese tiempo adverso que llamamos de precampaña electoral en el que lo blanco puede convertirse en negro y viceversa, a conveniencia del candidato. Un tiempo estéril que los estados mayores de los partidos se empeñan en ocupar con ocurrencias, dislates y bombardeo de saturación. Si además, como señalan las encuestas, el resultado puede intuirse de antemano, el resultado son cincuenta días de abulia.

El decreto de convocatoria de las elecciones se publicó ayer martes en el BOE, pero en los medios de comunicación se había transparentado veinticuatro horas antes: si un mismo día se abren catorce kilómetros del nuevo trazado por Despeñaperros, se nos anuncia la entrada en servicio del anillo ferroviario de cercanías, se nos enseña la remodelación del pabellón de la Navegación y se nos promete que el primer tramo de la SE-40 estará listo antes de fin de año es que al día siguiente van a disolver las Cortes. No falla: todos esos fenómenos necesitan para materializarse de una conjunción de agendas que ni las órbitas de los planetas, así que su coincidencia en apenas 48 horas es un signo de que el gran acontecimiento de la democracia está por venir.

Sólo que aquí nos coge con el cuerpo para pocas fiestas. Si todavía está don Zoido levantando alfombras, que un día le va a salir un cocodrilo de debajo de una de ellas, cómo vamos a pensar en Madrid. Los socialistas son los que mejor lo han entendido: piloto automático y que se estrellen esta vez los mismos de siempre. Total, si el partido camina al desastre más completo, qué más dará quién lo tripule. Hala, Guerra y Viera a los mandos del avión, ojú qué miedo, chavó.

Aquí, las que de verdad importan son las de marzo. Verán como para esas no están las aguas tan calmadas aunque el candidato del PSOE sea tan aburrido y más soso todavía que ese Rubalcaba al que ya no saben cómo sacar para que dé buena imagen. Por Carnaval, aquí va a haber mucha gente al borde de un ataque de nervios y mucha otra a la que, pase lo que pase, le va a pillar a medio vestir sin saber qué chaqueta ponerse a la carrera…

Las de noviembre las dan tan perdidas que ni siquiera se han tomado la molestia de echarle imaginación: visita a la SE-40, Espadas con el chaleco reflectante en el apeadero de la Cartuja como si lo hubiera proyectado él mismo y Aguayo en el pabellón de la Navegación reconvertido. Se acabó. Empiezan los minutos de la basura. Sólo que van a durar cincuenta días. ¿No hay manera de acortarlos?

javier.rubio@elmundo.es

28/9/11

Anuncios

Written by cardomaximo

29/09/2011 a 09:43

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: