cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Uniformidad a cualquier precio

leave a comment »

ACABÁRAMOS. Si todo lo que se les ocurre a los Zoido boys en su acción de gobierno es proponer que los caballos de los coches de punto lleven pañales y uniformar a los cocheros, entonces es que estamos mucho peor de lo que presuponemos. Porque esas medidas tienen, por lo menos, quince años de existencia. Fue Soledad Becerril en vísperas de la boda de la Infanta Elena (si hará tiempo, que ya está hasta divorciada) la que puso su empeño en vestir correctamente al gremio, de suyo desharrapado. Y lo consiguió. Por un tiempo, porque después se fue relajando la norma y se les irían desgastando a los hombres los pantalones grises y han acabado otra vez pareciéndose a la banda de Pancho Villa.

Zoido alcalde ha roto en igualitarista, quién lo iba a decir. Va de uniformador de los cocheros –para eso se fundó la cofradía de San Isidoro– y de los mayores de 65 años a los que quiere regalar un bonobús con independencia de cuánto cobren de pensión. Uniformador de los usuarios de Tussam, que podrán sacarse la tarjeta mensual aunque no residan en la capital que tan ventajosamente los iguala a quienes pagan aquí los impuestos con que le hacemos el boca a boca a la empresa de autobuses. Todos por igual.

También los automovilistas, que pueden entrar al centro sin distinción en beneficio de los comerciantes y en perjuicio de los residentes. Y a los taxistas, a los que quiere darles un modelo único para que todos los vehículos del servicio público sean idénticos, y a ser posible, híbridos para que contaminen menos. ¿No saben todavía qué marca va a ganar la partida?

La uniformidad a cualquier precio tiene su coste. De momento, la retirada de las tres primeras licencias de taxi nos va a costar 206.056 euros y hay otras cuatro pendientes de que el Ayuntamiento rescate la concesión para reducir la oferta a razón de 68.685,40 euros por licencia. ¿Se imaginan que el consistorio tuviera que gastarse una pasta semajante en retirar quioscos de prensa para impedir su traspaso y así los que quedaran se repartieran mayor ganancia? ¿Por qué no si es una concesión pública? O en veladores de terrazas antes de que el bar se traspase para aligerar las calles de tanta mesita y tanta sillita.

Y ya puestos a uniformar al personal, ¿por qué no gasta el Ayuntamiento ese dineral en subvencionar las carreras de taxi a los ancianos en vez de darle un bonobús discrecional a cada uno? La idea es descabellada, por supuesto, pero cuánto va que acabamos pagándole también el uniforme a los cocheros.

javier.rubio@elmundo.es

13/10/11

Anuncios

Written by cardomaximo

14/10/2011 a 09:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: