cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Intercambio de papeles

leave a comment »

NO ERA PARA ESTO para lo que se les eligió. Ni a Zoido ni a Espadas. No ha llegado el uno al gobierno ni el otro se ha quedado en la oposición para perpetuar, como en una maldición bíblica, el bucle melancólico de reclamar la luna a destiempo o pintarla a cada rato. No, no era eso para lo que les votamos (o dejamos de hacerlo, que eso poco importa), no era para que se intercambiasen los papeles de la función y cada uno haga de lo que no hizo antes como en un acartonado rigodón político. No los queremos para hacer eso y se lo tenemos que decir. Tantas veces como haga falta antes de decírselo de otra manera, digamos menos diplomática y más contundente: botarlos.

A Zoido no lo eligieron los sevillanos, dándole esa mayoría impresionante, para que ande detrás de las estrellas de cine reclamando un saludito y se haga las fotos con la Copa de Europa, con la Copa del Mundo, con la Copa Davis y hasta con la copa de helados de La Ibense si hace falta. No era eso lo que se esperaba de Zoido, aleteando del certamen de moda a la inspección del estadio de la Cartuja para la Copa Davis como si le sobraran horas al día o a la ciudad ya no le faltara el ojo vigilante del capataz. No puede ser que se haya olvidado de los problemas de verdad de la ciudadanía –¡y son tantos!– para pasear el cargo entre flashes fotográficos.

Y a Espadas tampoco lo han elegido los ciudadanos para que ande pidiendo firmas en Pino Montano para que ¡Zoido empiece el metro por allí! –como si el alcalde fuera a enviar de un momento a otro a una cuadrilla de albañiles con palas y picos– o quejándose del abuso del Alcázar –a buenas horas, mangas verdes– para atender en recepciones oficiales a los patrocinadores de la Copa Davis. No puede ser que la sensatez y hasta la sana resistencia para caer en la demagogia de las promesas se hayan esfumado desde que fue elegido. Puede que así su partido se lo premie y hasta que un día gane las elecciones, pero Sevilla habrá perdido más de lo que él se imagina.

No puede ser que caigamos otra vez en los mismos errores del pasado y el alcalde rellene su agenda de actos institucionales mientras la oposición le reprocha que no ha barrido suficientemente las calles. No era esto para lo que se les eligió, sino para trabajar por la ciudad y romper de una vez con esta dinámica perversa que a nada conduce.

Cuatro años de mandato municipal dan para mucho, pero en este plan no dan para casi nada. Zoido y Espadas, por el bien de Sevilla, deberían replantearse muchas cosas. Ellos sabrán. Nosotros también.

javier.rubio@elmundo.es

26/10/11

Anuncios

Written by cardomaximo

27/10/2011 a 09:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: