cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

¡Es el horario, estúpidos!

with 2 comments

LOS ESPAÑOLES salimos de trabajar dos horas más tarde que nuestros colegas europeos. Se trata de un promedio estadístico que, como todos, encierra su parte de verdad y su parte de mentira porque, efectivamente, hay quien sale de trabajar dos horas después que sus compañeros de multinacional y hay quien saldrá a esa hora, pero dejó de trabajar mucho antes de los 120 minutos en que se calcula el tiempo añadido en nuestras oficinas sin que el árbitro pite penalti al que se va por la puerta de espaldas –como decía el maestro de periodistas Peris Zoffman– para aparentar que entraba.

La noticia la ha fabricado la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España que está presidida por el quijotesco empeño de conseguir reconducir el reloj nacional hasta ponerlo en hora con el del resto de Europa. La comisión (y cualquiera que tenga dos dedos de frente) se queja de «jornadas interminables» que «inhabilitan a los trabajadores para conseguir una completa conciliación de su vida laboral con su vida personal y familiar». ¡Como que por ahí está mal visto quedarse a echar deshoras y los empleados hasta tienen aficiones que pueden cultivar en el rato libre entre la cena y la hora de acostarse!

Ahora que el Gobierno que salga de las urnas tendrá que remangarse para acometer dos o tres reformas imprescindibles que necesita el país para volver a funcionar, me atrevería a sugerir –con el resultado que todos ustedes pueden suponer– la de los horarios y la del despoblamiento de la España interior para evitar los desequilibrios regionales más que evidentes.

Pero si Rajoy y el sevillano Montoro quieren empezar por la reforma del mercado laboral para atajar la sangría del desempleo e incrementar la productividad por trabajador, ahí tropezarán con la funesta jornada intensiva que tanto daño hace con esos desayunos a media mañana que son festines trasladados de la oficina a la barra del bar durante media hora. Si por el contrario, desean iniciar el ciclo reformador por la educación, ahí se darán de bruces con esas inacabables horas de colegio para criaturitas de 11 o 12 años con un colacao en el cuerpo sin poder fijar la atención en las lecciones de clase.

Miren donde miren, encontrarán el demencial horario español en la raíz de gran parte de nuestros problemas colectivos. Pero nada de esto aparece en la campaña electoral llena de trampas.

Y lo dejo aquí por hoy, que también estoy en el descuento sobre la jornada de mis colegas de la prensa europea.

javier.rubio@elmundo.es

27/10/11

Anuncios

Written by cardomaximo

28/10/2011 a 09:23

Publicado en costumbres, economia, educacion

Tagged with ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] ¡Es el horario, estúpidos! cardomaximo.wordpress.com/2011/10/28/%C2%A1es-el-horario-…  por pedroamarro hace nada […]

    Me gusta

  2. Actualmente trabajo en HOlanda y debo decirle que en el resto de Europa se trabaja menos tiempo, más eficiente, en mejores condiciones, mejor sueldo y con más tiempo libre.

    Saludos

    Me gusta

    silvestrevivo

    28/10/2011 at 15:17


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: