cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Como el 4-0 de Anfield Road

leave a comment »

EL FÚTBOL y la política tienen en común la capacidad de generar ilusión en la hinchada por muy mal que vayan las cosas a poco que se aventen las brasas del forofismo. Lo acaba de confirmar Manuel Chaves El Invicto, apelando a las remontadas históricas de su club (1996, sin ir más lejos) después del baño de juego en el partido de ida de las semifinales de la copa presidencial de San Telmo. Chaves, que con sus quince puntos por debajo de Teófila Martínez debiera opinar con más prudencia a partir de ahora, ha tirado del guión habitual: «Si yo fuera un dirigente del PP en Andalucía hoy estaría preocupado ante las elecciones autonómicas porque es ahí donde se han equivocado las encuestas», ha avisado. Lo dicen siempre: «Nos vamos a comer al león de la cabeza a la cola», anunció José María del Nido antes de un choque con el Athletic como el domador que se jacta de meter la cabeza entre las fauces de la fiera. Claro, la perdió.

En febrero de 2009, el sobrevenido presidente del Real Madrid Vicente Boluda se atrevió a pronosticar el resultado de la eliminatoria entre el Liverpool y el equipo blanco: «Allí se van a abrir y los vamos a chorrear», vaticinó. El conjunto blanco vivía un momento convulso como nunca antes en su historia. Ramón Calderón, el presidente electo, había tenido que dejar el cargo tras conocerse irregularidades en las elecciones internas. Su sustituto pronto demostró que el cargo le venía grande. Juande Ramos se había puesto al frente de la plantilla tras la destitución de Schuster en diciembre, antes de un decisivo choque con el Barcelona en Liga.

Pero el pronóstico de 3-0 de Boluda nunca se cumplió, exactamente como ahora reclama Chaves que ha sucedido con las encuestas. El Madrid perdió en el Bernabéu 0-1 con gol del israelí Yossi Benayoun e inmediatamente se puso en marcha la máquina de crear ilusión cuyo funcionamiento es similar a la de crear humo. La remontada se dibujó en la mente de todos los aficionados madridistas, alentados desde todos los púlpitos en la creencia colectiva de que era posible ganarle al Liverpool en Anfield Road por, al menos, un 0-2 que clasificara a los merengues para los cuartos de final de su competición favorita. En Anfield Road, el estadio señero del Liverpool, el Real Madrid cayó con estrépito por un 4-0 que escoció a la afición, con la sensibilidad a flor de piel.

El lector inteligente sabrá aplicar esta metáfora deportiva a la política andaluza.

javier.rubio@elmundo.es

22/11/11

Anuncios

Written by cardomaximo

23/11/2011 a 09:13

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: