cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for diciembre 2011

¿Por qué no se callará?

leave a comment »

A HUGO CHÁVEZ, ese gorila de la política latinoamericana que quiere ir de macho alfa de la manada, le reían las gracias en el Ayuntamiento de Sevilla hasta ayer mismo, como quien dice. Se organizaban viajes a Venezuela, se enviaban remesas y se saludaba a los brigadistas como si pudieran hacer renacer el comunismo de sus cenizas. Sus bravatas contra el imperialismo, su enemiga contra los yanquis, sus soflamas a favor de Fidel Castro y sus esbirros son regularmente jaleadas por quienes ven en él al líder de los pueblos sojuzgados y la verdadera alternativa al capitalismo, eso sí, bañado en petróleo. En fin, cada uno es muy libre de creer en lo que quiera o de comulgar con las ruedas de molino que encuentre a mano.

Pero esta estupidez suya de ahora del cáncer inducido por los Estados Unidos porque han coincidido en Oncología Cristina Fernández de Kirchner, Lula da Silva, Dilma Rousseff, Fernando Lugo, David Thompson y el suyo mismo –aunque tardó veinte días en darle nombre a su dolencia– ofende a la inteligencia y lleva la zozobra a muchos miles de personas en todo el mundo que están combatiendo cuerpo a cuerpo contra el cáncer. «¿Sería extraño que hubieran desarrollado una tecnología para inducir el cáncer y que nadie lo sepa hasta ahora y se descubra esto dentro de 50 años o no sé cuánto? No sé, sólo dejo la reflexión, pero esto es muy extraño».

Las teorías paranoicas sobre enfermedades alcanzaron su apogeo a finales de los 90 del pasado siglo con el VIH causante del sida. Entonces también se acusó a Estados Unidos de poner en circulación el virus. En realidad, estas conspiraciones sanitarias son tan antiguas como el hombre. Desde las plagas bíblicas, siempre hemos estado tentados de echarle la culpa a nuestros  enemigos de los males que nos afligen.

Toda esa charlatanería de Chávez no hace sino velar con la verborrea de un supuesto misterio una enfermedad como otra cualquiera contra cuyos mitos pugnan a diario médicos, enfermeros, voluntarios, familiares y, por supuesto, los propios pacientes.

Olvídenlo. No hay nada extraordinario en la coincidencia de cánceres en dignatarios latinoamericanos. Hosni Mubarak, Vlacav Havel, Ronald Reagan, Franklin D. Roosevelt, François Mitterrand, Georges Pompidou, Yuri Andropov y el sha de Persia también lo padecieron y nadie mentó ninguna confabulación. ¿Por qué no se callará Hugo Chávez y deja a los enfermos en paz tratando de curarse de sus cánceres?

javier.rubio@elmundo.es

30/12/11

Written by cardomaximo

31/12/2011 at 10:55

Publicado en ciencia, historia, sanidad

Tagged with

La identidad de Sevilla

leave a comment »

CONVIENE NO echar en saco roto el artículo que la concejal Mercedes de Pablos –felicidades sinceras por tu absolución– publicaba en estas mismas páginas la semana pasada bajo el título De flamencas, sotanas y reyes. No sin cierta sorna se quejaba de la proliferación de actos religiosos (novenas, funciones de instituto, tedéum, misas votivas y otras subespecies del calendario litúrgico) en los que tenía acto de presencia como institución el Ayuntamiento de Sevilla. De Pablos, que antes que fraile de la política ha sido cocinera del periodismo, ahondaba en una cuestión de señas de identidad, lejos de las crueles pugnas en torno a la cuestión religiosa que tanta pasión desbordan y en las que se hace casi imposible hallar el punto medio.

Es verdad. Lleva toda la razón Mercedes de Pablos cuando se lamenta –o constata periodísticamente, mejor dicho– de la incapacidad colectiva para construir una identidad propia al margen de la religiosidad popular. Por supuesto que se puede ejercer de sevillano sin ser devoto de ninguna imagen religiosa, como se puede ejercer de sevillano sin entender nada de flamenco o incluso abominando de las corridas de toros. Claro que sí, porque no se debe tomar la parte (las cofradías, el baile o las corridas) por el todo. Y menos todavía se puede imponer la propia visión a los demás. Los liberales son, desde la invasión napoleónica, la especie más amenazada del ecosistema social y político sevillano. En todo el siglo XX sólo la ha gobernado una alcaldesa con esa vitola cuatro exiguos años.

Ocurre que la fuerza de esas imágenes es tan poderosa, tiene tal capacidad de concitar la unanimidad a su alrededor, que es muy difícil sustraerse a su órbita. Incluso para los que gustosamente nos dejamos atraer por su magnetismo. Y, de otro lado, son tan reconocibles fuera de Sevilla que no hace falta derrochar energía en forjar una identidad propia.

Pero es  justamente la tarea que debemos imponernos sin hacer tabla rasa, como creo adivinar entre líneas del artículo de Mercedes de Pablos. Es en ese carácter ecléctico (que no sincrético) donde podemos encontrar el material con que construir una identidad colectiva en la que podamos sentirnos a gusto los capillitas y quienes no han puesto un pie en su vida en San Lorenzo, por ejemplo.

Estamos hechos de contradicciones. A lo mejor es el momento de empezar a explotarlas como una ventaja competitiva en vez de avergonzarnos o ensalzarlas como si nos fuera la identidad en ello.

javier.rubio@elmundo.es

29/12/11

Written by cardomaximo

30/12/2011 at 09:50

Parches y remiendos

leave a comment »

POR LO VISTO, ya se puede criticar la chapuza que Monteseirín y su equipo perpetró en la Avenida de la Constitución tratando de acortar los plazos para que todo el recorrido peatonal (más tranvía, bicicletas, cruce de taxis, patrulleros y furgones del Banco de España) estuviera a punto para las navidades de 2006. Ahora es el propio grupo socialista el que cae en la cuenta de que aquello se hizo a la carrera y la baja calidad de la ejecución de la obra empieza a pasar factura tan sólo un lustro después de que el anterior alcalde inaugurara la obra con fanfarrias en vísperas de la última cita con las urnas en que ganó perdiendo.

En realidad, los chicos de Espadas no han criticado esto, sino que el Ayuntamiento de Zoido haya bacheado con asfalto los socavones que dejan las losetas de granito al partirse demostrando una «falta de sensibilidad» con el turismo y la conservación del patrimonio que es, a juicio de los socialistas, más que reprobable. Esto de meter a los turistas en todo lo que nos va mal es muy sevillano: ¡como si no bastara la falta de sensibilidad con cualquier peatón que puede dar un tropezón o doblarse un tobillo con el pavimento roto!

Ya sé que está feo citarse uno mismo, pero es que no me resisto a entrecomillar lo que dije aquí mismo el 18 de diciembre de 2007, hace cuatro años: «Sobre el pavimento de la Avenida parece que han parado once trenes. Vale que estaba mal colocado, que las losas se tiraron en plan fullero, pero es que lo que ha venido después ha sido peor. Hay rotos, hay agujeros y hay llagas como las de los estigmatizados: no se cierran nunca y van supurando colillas, palitroques…».

En estos cuatro años, la cosa ha ido a más y el aspecto de la arteria peatonal más destacada del centro de la ciudad es –para qué nos vamos a andar con rodeos– cochambroso. Impropio del vestíbulo que conduce al mejor cahíz de tierra. Cualquier peón de albañil sabe que aquello está para que lo levanten y vuelvan a poner bien asentadas las losas de granito, lo que tendrá que hacer el Ayuntamiento más pronto que tarde en vista del deterioro constante y el peligro que representa para los viandantes.

Entre tanto, lo que nos queda es esta política de parches y remiendos que simboliza a la perfección el actual estado de cosas en Sevilla: un equipo de gobierno sin un duro al que le quedan por delante muchos meses de bacheo como único recurso para rellenar los socavones heredados. Los de la Avenida de la Constitución y los que no se ven.

javier.rubio@elmundo.es

28/12/11

Written by cardomaximo

29/12/2011 at 08:52

Christmas de puño y letra

leave a comment »

SE ACABARON los christmas. No porque haya pasado la Pascua de Navidad sino porque ya no hay quien los mande. Aquellos tarjetones de papel verjurado con su impresionante reproducción de un cuadro o un retablo de los muchos que la Cristiandad ha producido sobre el misterio de la Navidad pasaron a la historia. Y mucho más, los christmas escritos de puño y letra con los que se felicitaban las Pascuas y se deseaba venturoso y próspero –esos dos adjetivos son muy propios de estas fechas– año nuevo. Igual que el vídeo mató a la estrella de la radio, la crisis mató a la estrella de la felicitación navideña. Lo cual también es de agradecer porque nos ahorra toda esa pila de tarjetones con el dibujito de marras del niño que había ganado el concurso para el personal de la empresa y que no podían ser más ridículos.

Bueno, a medias, porque nos ha traído esto otro de las felicitaciones electrónicas para todo el mundo. Hala, el mismo arbolito con guirnaldas para toda la lista de correo y convenientemente aireado en las redes sociales. Todos por igual, valientes. Que es, por cierto, la mejor manera de quedar mal con todos: con los amigos de verdad porque esperan algo más que esa ñoñería del poemita de las narices que será muy estremecedor para quien lo copia, pero que a los demás no les dice ni fu ni fa; con los conocidos, porque se consideraban con derecho a personalización exclusiva; y con el montón de compromisos a los que les llega por llegar como a mí me ha entrado una felicitación de la peña bética de Villamartín, que ya son ganas de mandar christmas a troche y moche.

Las nuevas tecnologías han acabado por destruir el último reducto de la cortesía que anidaba en Navidad, con su escala de conocimiento para darle a cada uno lo suyo: visita para los íntimos; llamada de voz para los amigos; SMS propio para los conocidos; SMS prefabricado para el resto; y christmas electrónico para todos los demás con los que coincidimos a diario. Se acabó: ahora se lleva el saludo urbi et orbi desde el balcón de alguna red social o el spam como arma de felicitación masiva. Ahí lo llevas y date por felicitado, que no estoy dispuesto a gastarme ni un céntimo en recordarte por estas fechas.

Qué alegría da cuando abres el buzón y te encuentras ese sobre escrito a mano con un christmas dentro en el que alguien se ha tomado la molestia de pensar un minuto lo que iba a escribirte a ti de su puño y letra. Eso, amigos, no tiene precio. Para todo lo demás, internet.

javier.rubio@elmundo.es

27/12/11

Written by cardomaximo

28/12/2011 at 09:53

Publicado en costumbres

Tagged with , , ,

Fotos y la Davis

leave a comment »

Raquetazo va y raquetazo viene, la Copa Davis es la mayor aportación por el momento del nuevo alcalde, Juan Ignacio Zoido, al gobierno de la ciudad que lo eligió por abrumadora mayoría el 22 de mayo, hace ya más de seis meses. Así lo ha captado Martínez en la viñeta que ilustra esta página y así lo han captado los sevillanos: se encendieron las luces de Navidad donde siempre, se reservaron las habitaciones de los hoteles, se llenaron los bares durante el puente de la Inmaculada y se ganó la copa del torneo deportivo a cuyo éxito se consagró el equipo de gobierno prácticamente desde que volvió de  las vacaciones de verano. Todo como estaba previsto, a la mayor gloria del alcalde tenista cuya disposición a fotografiarse en cualquier acto social al que se le invita empieza a ser estomagante incluso para sus más acérrimos defensores. En este medio año también se resolvió el atasco del nuevo auditorio de Fibes (o al menos se prometió una nueva fecha realista), se abrieron por fin los túneles de la Palmera y del Tamarguillo y se hicieron unos presupuestos para rellenar el socavón que nos dejó en herencia Monteseirín en su último medio año de desgobierno. Ahora sabemos que hay mucho menos dinero para festivales culturales, orquestas, cabalgatas de barrios y empresas municipales. Han prometido que arreglarán los colegios, que podarán los setos de los parques y bachearán las calles con mucha más dedicación que sus predecesores. Prácticamente como prometen todos los recién llegados a la política municipal. Ahora falta pasar de las musas al teatro.  Seguro que después de marzo.

javier.rubio@elmundo.es

26/12/11

Written by cardomaximo

27/12/2011 at 09:46

¡Dieciocho cabalgatas!

leave a comment »

TODO ESTO de lo que hoy vamos a hablar hay que susurrarlo al oído para que no se entere la Merkel y se emberrenchine todavía más con nosotros. La situación es, grosso modo, así: un barrio en pie de guerra porque el Ayuntamiento ha denegado los fondos para sufragar la cabalgata de Reyes Magos; un municipio de la otra punta de la provincia que le va a enviar las carrozas en camiones para que puedan sacarlas el día de Reyes por el barrio; y un partido en la oposición que se apunta a la demagogia barata como antes se apuntó el otro ahora en el gobierno municipal en el Cerro del Águila.

Falta el paisaje de fondo para que resalten las figuras del cuadro: Zoido y los suyos han dejado caer diez cabalgatas de los distritos para que sólo haya ¡18! por las calles de Sevilla el día 6 de enero. Con sus baltasares tiznados, sus caramelos desperdiciados, sus todoterrenos atufando y sus pajes vestidos de lamé dorado a costa del erario público en todo o en parte. Todo ello en la misma ciudad donde 1 de cada 9 de sus habitantes –sea niño de pecho, impedido o viuda octogenaria– está en el paro y que ha perdido casi 5.000 empresas en tres años. En la misma ciudad cuya corporación debatía ayer si contratar a 3.000 parados de larga duración para darles 900 euros durante seis meses para hacer lo que sea menester con tal de que las criaturas se lleven algún dinero a casa.

Pues en esa misma Sevilla del paro y la ruina económica, los vecinos de un barrio se han lanzado a cortar la carretera que pasa por delante de sus casas para exigir que les paguen las chucherías que despreocupadamente se van a encargar de tirar rumbosos unos personajes vestidos de figuras bíblicas en lo alto de unas carrozas con motivo de una fiesta para los niños.

Estamos enfermos. No sabe uno si de vanidad o de ceguera o es que la petulancia nos ciega. Pero alguna enfermedad debemos padecer que no nos permite distinguir entre lo básico y lo accesorio, lo que es indispensable para los ciudadanos y lo que es una fruslería para aplacar el prurito de quienes juegan a encabezar rebeliones de corcho y purpurina.

Si de verdad fuéramos conscientes de la situación dramática en que vivimos, los propios ciudadanos habrían reclamado al Ayuntamiento que el dinero que se fuera a gastar en esas cabalgatas de media jornada se dedicara a lo que de verdad importa, sea cual sea el orden de prioridades que se establezca. Pero aquí seguimos, alegres y confiados, como si el suelo no se hubiera abierto a nuestro alrededor y viviéramos en Jauja como para darnos el lujo de sacar ¡18 cabalgatas de Reyes Magos! a costa del contribuyente. ¿Nadie más ve el disparate?

javier.rubio@elmundo.es

23/12/11

Written by cardomaximo

24/12/2011 at 11:32

El Gordo es irracional

with one comment

LOS MATEMÁTICOS aconsejan no jugar porque consideran que la probabilidad de resultar agraciado es tan remota que difícilmente compensará el gasto en lotería. No les falta razón. Aproximadamente sólo 15 de cada 100 billetes obtendrá un premio en el sorteo de esta mañana en Madrid y, de éstos, la gran mayoría corresponderán no ya a la abundante y menuda pedrea –más delgada que el resto del año– sino al compensatorio reintegro que invita al aficionado a volver a intentarlo en el sorteo extraordinario del Niño del 6 de enero. En 1962 y 1963, la probabilidad de que nuestro número saliera tocado por la diosa Fortuna del bombo de la lotería era de 1 entre 55.000. En el sorteo de hoy, es de 1 entre 100.000. La estadística está en contra de los apostantes y Hacienda sólo da un año de tregua antes de echarle el guante al incremento de patrimonio obtenido en los juegos de Estado. En tales circunstancias, casi mejor dejarlo correr y olvidarse del Gordo.

Pero ocurre todo lo contrario. La emisión ha trepado este año –el primero que se sortea el primer premio entre 100.000 números– hasta los 3.600 millones de euros, que es una cifra astronómica muy superior al presupuesto de muchos ministerios a los que ayer puso cara Mariano Rajoy. El apetito por el Gordo de Navidad salta fronteras y en muchos países se conoce nuestra lotería de Estado con ese sobrenombre. En tiempos de crisis, además, se dispara el gasto en juegos de azar, acaso la última esperanza en bandear la situación personal con un golpe de fortuna.

Hay mucho de irracional en la confianza ciega del apostante en los números que juega. Hay quien le es fiel al mismo durante décadas, heredado de padres a hijos, y quien observa una promiscuidad zigzagueante; quien lo quiere feo y quien lo quiere impar; quien lo busca primo y quien huye de los ceros; quien persigue la terminación del año anterior y quien se deja llevar por una combinación que exprese una fecha significativa por algún motivo. No hay ninguna ciencia en esto porque la regla de la probabilidad que rige el sorteo sólo dicta que un número saldrá premiado con independencia de todo lo demás.

El azar es caprichoso y voluble como un mal viento, no entiende de rachas ni de estadísticas, ni siquiera de leyes de grandes números para las que harían falta miles de sorteos. No hay nada –ni nadie– que pueda predecirlo. Es pura irracionalidad, locura en dosis homeopáticas. Tal vez por eso nos gusta.

javier.rubio@elmundo.es

22/12/11

Written by cardomaximo

23/12/2011 at 09:11

Publicado en ciencia, costumbres, economia

Tagged with ,