cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

¿Y ahora qué toca?

leave a comment »

VISTO LO VISTO (y oído y leído, por supuesto), parece claro que Nadal decidió sacar fuerzas de flaqueza para imponerse en el cuarto set del cuarto partido más que nada para no dejar en mal lugar a Zoido alcalde con la cantinela de la ciudad talismán y la monserga del éxito que Sevilla brinda al mundo, como si en la Cochinchina les importara lo más mínimo la Copa Davis, quién la ha ganado o dónde se ha disputado. Y lo mismo puede decirse del favor que le hizo el sol, que vino en ayuda de Zoido alcalde para no dejarlo en mal lugar con aquellas impresentables goteras del viernes por la mañana con las cuatro gotas que cayeron.

En fin, habrá sido todo un éxito, si todo el mundo lo proclama repetidamente, aunque no se haya batido el récord de asistencia a un partido de tenis, ni siquiera el aforo medio de la edición de 2004 en el mismo escenario. Ahora bien, para éxito, el de las peluquerías. Se habla mucho de la ocupación media de los hoteles durante el fin de semana del torneo deportivo, de los restaurantes llenos como hacía tiempo no se veía, de los bares rebosando de medias y enteras raciones en vez del socorrido platito de ensaladilla por pareja con media docena de picos, pero las que han hecho el negocio con la Copa Davis han sido las peluquerías.

¿No vieron ustedes la cantidad de señoras con el pelo estupendamente peinado en las gradas del estadio de la Cartuja? Nada de jovencitas de pelo lacio y melena lisa suspirando por los mozos en pantalón corto, sino señoras de toda la vida, de Los Remedios o de Heliópolis, con sus abrigos impecables y su cabeza de peluquería. ¡Por Dios, qué afición al tenis les debe de haber entrado! ¡Ha sido fotografiarse Zoido dando raquetazos y hala, deporte favorito!

Bueno, y ahora qué. Porque esto se ha acabado, Escañuela se lleva la ensaladera a su despacho de la Federación de Tenis, el Rey se quitará las gafas en la Zarzuela para ver al natural la copa, Nadal se hartará de dormir, Del Potro se hartará de llorar y Feliciano y Feliciano que no vuelvan a formar nunca más la pareja de dobles. Vale, pero y nosotros, qué.

Aquí sigue la ciudad siete meses después de unas elecciones esperando el santo advenimiento de los primeros presupuestos de la era Zoido a ver por dónde van los tiros de las prioridades que se plantea el gobierno municipal para la ciudad.

La fiesta ha estado muy bien, hemos saludado a mucha gente, muchos se han hecho el encontradizo, nos hemos divertido mucho, nos ha salido lo comido por lo servido, pero ya está: ahora toca ponerse a gobernar. ¿No estarán pensando en otra distracción más, verdad?

javier.rubio@elmundo.es

06/12/11

Anuncios

Written by cardomaximo

07/12/2011 a 09:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: