cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for diciembre 8th, 2011

Sócrates y el talón de Aquiles

leave a comment »

LA COMETA rozaba la hierba verde del Villamarín y luego remontaba el vuelo en cuanto la verde-amarela se hacía con la pelota y los timbales cambiaban de ritmo para advertir a los aficionados pendientes del espectáculo de las samberas en las gradas que Brasil atacaba conducida por un tipo de porte aristocrático, con barba del periodo de Pericles y una elegancia natural sobre el campo.

Aquel tipo, muerto el sábado a los 57 años, se llamaba Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira y todo el mundo lo conocía por sus apodos de Doctor, porque se licenció en Medicina, o Calcanhar de Ouro porque tenía una endiablada habilidad para dar pases con el calcáneo, que todos los que no hemos estudiado Medicina conocemos como talón de Aquiles. Tildado de filósofo, demócrata comprometido, militante socialista, instruido y versado, aquel 8 inolvidable era el reverso de los futbolistas de potrero que sólo saben hablar en el campo.

Sócrates era el mascarón de proa y capitán de una selección, la de Brasil 82, a la que el fútbol mostró su cara más avara. La medular con Sócrates, Falcao y Toninho Cerezo era una fábrica inagotable de fútbol. Arriba, Eder disparaba con una dureza increíble y Zico… era Zico. Aquel equipo nunca desesperaba hasta encontrar la forma de penetrar las defensas más cerradas, venga a mover la bola por la frontal del área basculando de un flanco a otro, inventado a cada paso que daba: la España campeona es digna heredera de aquel Brasil injustamente derrotado.

En Sevilla todo el mundo se hizo de Brasil. Telé Santana los recluyó en el parador de Carmona y el árbitro Lamo Castillo les allanó el camino con un penalti de regalo contra la URSS de Blokhin en el Sánchez Pizjuán. Luego, con Sócrates como director de orquesta, despacharon con cuatro goles a Escocia y a Nueva Zelanda.

Hasta que llegó el partido de la liguilla de cuartos de final en Barcelona contra Italia. A Brasil le valía con un empate, pero aquel equipo alegre y confiado no sabía especular con el resultado y estaba incapacitado para defender, así que cuando Rossi estableció el 3-2 definitivo acabó con el sueño de Sócrates y sus compañeros, el de la torcida (con aquellas camisetas patrocinadas por Café do Brasil) que había venido a España y el de los sevillanos a los que el jogo bonito nos había deslumbrado.

Calcanhar Sócrates se ha ido. En realidad, se fue aquel 5 de julio en la carretera de Sarriá en que toda una generación aprendimos que no siempre ganan los mejores, que Aquiles era vulnerable. Precisamente en el calcañar.

javier.rubio@elmundo.es

Written by cardomaximo

08/12/2011 at 10:45

Publicado en deporte, historia, sevilla

Tagged with ,