cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Los nuevos curas de Regina

leave a comment »

LOS HERMANOS del Silencio, mucho me temo, van a tener que desenvainar la espada y despabilar el cirio que portan como insignia en uno de sus tramos antes de lo que ellos mismos se imaginan como arrecie –y todo indica que va a arreciar– el chaparrón en torno al calendario de festivos nacionales. Ya saben: pasar a un lunes todas las fiestas ‘movibles’ del calendario como hacen en Estados Unidos con el Día de Martin Luther King o el Día de los Caídos.

La festividad de la Inmaculada Concepción, entre nosotros la Purísima, está en el ojo del huracán porque el Gobierno de Adolfo Suárez quiso garantizarse una elevada afluencia a los colegios electorales para ratificar la Constitución de 1978 y convocó el referéndum el miércoles antes del puente de la Inmaculada, no fueran a irse los madrileños a la sierra y se olvidaran de refrendar el texto.

Y de aquellas dudas en la fe democrática nació el engendro del calendario festivo actual, con dos fiestas con un día por medio y una semana descoyuntada como la de este año 2011. El espantajo lo ha agitado la patronal con un estudio sobre el dineral que se nos va en fábricas cerradas, oficinas medio vacías y gestiones que se quedan sin hacer porque uno no viene el lunes, su interlocutor no responde el miércoles y los dos se quitan de en medio el viernes. El año que viene ya no se hablará de esto porque el 6 cae en jueves y la Purísima en sábado, o sea que el viernes no trabaja ni su Único Hijo hecho hombre.

Si se mira bien, es la única fiesta religiosa que podría suprimirse sin mayor escándalo que el que monten los celestes de la calle Real, los soldados de la fiel infantería y los piojosos de la Línea de la Concepción, la frontera entre los anglicanos británicos del Peñón y las tropas de Su Católica Majestad. Repasen el calendario: inamovibles son la Epifanía, el Viernes Santo, Tosantos y Navidad. Y la Asunción a ver quién se la quita a la media España que celebra la Virgen de Agosto y a la otra mitad que festeja San Roque al día siguiente.

O sea, que vienen por la Purísima como vino Felipe González cuando barrió el Jueves Santo, San José y el Corpus Christi. Y los nuevos enemigos del dogma concepcionista parecen mucho más organizados que los frailes del convento de Regina Angelorum que pugnaron contra la inmaculada concepción de María hasta que el Papa Pío Nono zanjó la controversia histórica proclamando el dogma. ¡Ay, si los curas de Regina se hubieran salido con la suya! Con decirles que uno de ellos administra el Betis…

javier.rubio@elmundo.es

8/12/11

Anuncios

Written by cardomaximo

09/12/2011 a 09:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: