cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

El listón de Del Nido

with one comment

EL VICEPRESIDENTE del Sevilla, José Castro, ha traducido los 480 folios del fallo 660/2011 de la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Málaga como sólo saben hacerlo los políticos: “la sentencia es tremendamente injusta, no es firme y es recurrible”. Lo cual es cierto, sólo a medias: es verdad que cabe apelación contra el fallo, pero no parece que quepa aplicar el calificativo de “tremendamente injusta” salvo que en su ánimo figure la intención de acusar de prevaricadores a los magistrados, lo que constituye un baldón demasiado grave en la carrera judicial como para tomarlo a la ligera.

El vicepresidente Castro ha ido más lejos, casi a las lindes de Corea del Norte en que acaba de desaparecer su dictador Kim Jong-Il y a quien sus súbditos debían reverenciar como el Querido Líder hasta extremos paranoicos: “Seguirá siendo presidente del Sevilla muchos años, seguro”. Larga vida al rey, que gritan los monárquicos.

Hasta ayer, Del Nido estaba acusado de graves delitos, que cualquiera que no fuera Pepe el Hincha entendería como una situación procesal suficientemente delicada como para seguir manejando un presupuesto de más de 90 millones de euros. Eso era hasta que los jueces lo han condenado por fraude en concurso con prevaricación y malversación de caudales públicos a siete años y medio de cárcel.

Para los forofos poco dados a la lectura, extractamos una de las perlas del fallo judicial: “El ánimo de lucro de todos ellos es tan evidente que podría incluso calificarse de codicioso o avaricioso; siempre a costa del dinero público”. No parece lo más oportuno, a tenor de esta frase y otras por el estilo, que Del Nido siga ni un día más representando al club.

Naturalmente, el consejo de administración –que representa a los accionistas que se juegan su dinero y no a los columnistas con escrúpulos de conciencia- será el que decida el futuro de Del Nido desde el mismo día en que se le puede señalar como autor de un delito sin necesidad de aplicarle el bálsamo de la presunción de inocencia. Pero los aficionados sevillistas no se merecen que un defraudador siga siendo presidente del club. Así de rotundo.

Si los consejeros blancos desean aferrarse a la posibilidad cierta del recurso estarán superando en patetismo a los políticos cuando defienden que la sola imputación no basta para exigir la dimisión de un conmilitón. El Sevilla FC es libre de colocar el listón de la responsabilidad en la instancia judicial que le plazca. Como si quiere llegar a Estrasburgo, pero luego nadie podrá alarmarse cuando los corruptos se aferren a sus sillones. 

javier.rubio@elmundo.es

20/12/11

Anuncios

Written by cardomaximo

21/12/2011 a 09:02

Publicado en deporte, justicia, sevilla

Tagged with , , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy bien, Javier, has expresado muy bien el sentir mayoritario de la sociedad, incluido el se los sevillistas. Un abrazo.

    Me gusta

    Pepe R

    21/12/2011 at 09:30


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: