cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Archive for febrero 2012

Antes de todo esto

leave a comment »

ANTES DE QUE el Veintiocho de Febrero se redujera a una minúscula bandera colgada de un solitario balcón junto a un cartel de ‘se vende’ (sí, todavía hay quien cuelga de los barrotes la verde y blanca en conmemoración de aquel tiempo liminar, yo la he visto de casualidad en la calle Alberche) fue un bosque inabarcable de insignias brotando en cada fachada de la ciudad. Y antes de eso fue un sentimiento colectivo, una idea compartida en la que todo el mundo depositó sus propias esperanzas individuales.

Antes de que el Día de Andalucía se quedara en tres trazos de cera pintados en las mejillas de los escolares el viernes previo al puente lectivo con el mismo ánimo de  quien acude a un partido de fútbol fue la ilusión de un pueblo puesto en pie para rehacer su propia historia, harto de sentirse siempre el último de la fila, hastiado de tener que morderse la lengua y tragarse las lágrimas cada vez que a alguien le tocaba embalar el equipaje y buscar nuevos horizontes.

Antes de que la autonomía se quedara en manos de los políticos y sus leyes como rosquillas indigestas fue una vibrante aspiración general de prosperidad, trabajo y cultura para romper con tantas décadas de miseria, hambre y atraso. Bastó esa apelación vaga a un futuro mejor para que la idea del autogobierno prendiera la mecha inextinguible de la autoafirmación colectiva.

Antes de que la Junta de Andalucía se enredara en su propia burocracia ahogando tantas buenas intenciones en un océano de compadreo y chanchullos sin control del dinero público fue una administración cercana y naïf que Plácido Fernández-Viagas defendía a pecho descubierto (la camisa abierta enseñando la camiseta) por las plazas de los pueblos megáfono en mano convenciendo uno por uno a los votantes.

Antes de que se consumara la traición a los ideales, antes de que se repartieran el botín del entusiasmo colectivo, antes de que rompieran el contrato que los obligaba a perseguir el bien común, antes de que la bandera y el escudo se convirtieran en sendos objetos decorativos para despachos de postín, antes de que aquella ensoñación primigenia se convirtiera en la pesadilla actual, antes de que el viento de la historia se nos volviera otra vez en contra, antes de que traicionaran los ideales que habían jurado defender, antes de todo esto hubo un pueblo que soñó su destino. Lástima que no le quedaran fuerzas para forjarlo al rojo vivo martilleando en la fragua para que nada ni nadie se lo pudiera torcer.

28/2/12

Anuncios

Written by cardomaximo

29/02/2012 at 09:24

Sevilla va a ser la clave

leave a comment »

En cuatro semanas, este artículo quedará irremisiblemente viejo. Dentro de cuatro lunes, nada de lo que se va a razonar aquí tendrá ningún valor. Ni siquiera el del pronóstico, errado o cierto, porque el lunes 26 de marzo sabremos si al PP le ha bastado con ganar en las otras siete provincias andaluzas para alzarse con la mayoría absoluta o si, por el contrario, el pinchazo en Sevilla le lleva a la «amarga victoria» de gobernar en minoría con la oposición buscándole los tobillos permanentemente. Porque esas son, hoy por hoy, las dos opciones más plausibles de lo que puede pasar en las urnas el 25 de marzo: o mayoría absolutísima del PP llevándose por delante a Griñán y todo lo que representa, o victoria por debajo de los 55 diputados pero investidura de Javier Arenas gracias a la abstención que ya ha pregonado –para que no haya dudas en el lector, es de alabar el gesto– de UPyD. Pensar en un tripartito a contraestilo con el que Griñán salvaría los muebles y su cabeza está, a 27 días de la convocatoria electoral, fuera de lugar.

En ambos casos –ya sea la victoria arrolladora de Arenas o bien el gobierno en minoría merced a la carta blanca del partido de Rosa Díez–, la clave está en Sevilla. Es aquí donde se juegan las elecciones unos y otros. Todos lo saben. Y nos lo van a hacer saber a la fuerza a nosotros, los electores, con una campaña en la que nos van a martillear de forma inmisericorde para que no se nos pase por alto.

Veamos por qué Sevilla va a ser la clave de los comicios capitales que Andalucía va a celebrar. Además de ser la provincia que más diputados envía al hemiciclo del antiguo hospital de las Cinco Llagas (18 escaños en juego), Sevilla va a ser la medida exacta de las elecciones. Pero mientras para el PP servirá para calibrar la magnitud de su victoria, para el PSOE es condición sine qua non.

Las diferencias de hace cuatro años, de hasta 22,7 puntos porcentuales entre PSOE y PP se han reducido considerablemente hasta los 3 o 4 puntos que marcan ahora los sondeos demoscópicos. En realidad, el PSOE está a tiro de piedra del PP, que puede disputarle durante el desarrollo de la campaña –en función de cómo le vayan las cosas– la victoria en las urnas en la provincia considerada buque insignia del socialismo patrio desde que un joven abogado laboralista de Bellavista pusiera patas arriba el viejo PSOE.

Pues bien, si el PP logra asaltar la plaza y ser la fuerza más votada en Sevilla, no cabe duda de que la mayoría absoluta caería entonces de su lado. En todos los casos, las distancias son mínimas en favor de uno u otro partido, así que lo que se dilucida es una diferencia de un escaño: 8 a 7 diputados. Estando como está el PP acariciando los 54 escaños con los sondeos en la mano, imponerse en Sevilla supondría disponer del diputado que le falta para consolidar la mayoría absoluta. No sólo por la mera aritmética electoral, sino por lo que supondría de desfondamiento de los votantes tradicionales socialistas en su feudo más favorable. Si cae Sevilla, entonces es que el resto de Andalucía se ha desplomado.

Ganar perdiendo

Hay otra opción que beneficia al PP. Es la segunda baza. La irrupción de UPyD consiguiendo un escaño por Sevilla desequilibraría el empate entre, de un lado, el PP y de otro, la coalición posible PSOE-IU. ¿Por qué? Porque UPyD, en las actuales circunstancias, le roba votos al PSOE. Son electores hastiados del gobierno monolítico socialista que se resisten a darle su apoyo a Javier Arenas, a lo que representa el PP, defraudados con Zoido alcalde en sus primeros ocho meses de gobierno o preocupados con un cierto equilibrio para no concederle el poder absoluto a un solo partido.

De modo que cada voto que vaya a Martín de la Herrán (el abogado jerezano candidato a la Presidencia de la Junta por UPyD), le está quitando al PSOE la posibilidad de despegarse crucialmente del PP en Sevilla, la única provincia en la que Griñán tiene alguna probabilidad cierta de resultar victorioso. Ganar por la mínima en la provincia donde se asienta la capital andaluza y todo el peso burocrático de la Administración autonómica no le resultaría suficiente al PSOE en tal caso.

Concurrir en tales circunstancias con el partido presidido por una gestora por la dimisión de un ex secretario provincial acorralado por la instrucción judicial del mayor escándalo de corrupción de la vida pública autonómica y el candidato a presidente estrenándose a la edad de 65 años en unos comicios a cara de perro enfrentado al secretario general del partido en Madrid por un inconcebible error de cálculo en el congreso federal parece una tarea titánica.

Pero dentro de cuatro semanas, nada lo dicho aquí valdrá un comino.

27/2/12

Written by cardomaximo

28/02/2012 at 13:11

Urbanismo, 25 años de provisionalidad

leave a comment »

La Fábrica de Artillería es tan grandiosa que nadie (por supuesto, un servidor tampoco) sabe qué instalar allí ni, lo que es más crítico, con qué dinero podría devolvérsele el esplendor perdido. El concejal de Urbanismo ha sugerido que la delegación que preside podría trasladar sus oficinas allí y todavía quedaría sitio para otras dependencias municipales, más un recinto de actividades culturales y hasta alguna «pequeña» zona comercial. Ya se verá. Lo que está claro es que una vez derribado el mercado provisional de la Encarnación que databa de 1973, el dudoso honor de la provisionalidad permanente ha pasado a las instalaciones de la plaza de abastos de Las Palmeritas seguidas por las caracolas de obra de la Expo 92 donde se asienta ahora Urbanismo, camino de los 25 años.

27/2/12

 

 

Written by cardomaximo

27/02/2012 at 09:32

Cuestión de ética

leave a comment »

EL EQUIPO DE Zoido alcalde ha perdido la virginidad. Política, se entiende, que de la otra no vamos aquí a estar indagando. Ya está. La primera vez. Ahora podrán fumar cartones y cartones hasta la próxima, pero ya han consumado su primera coyunda con la corruptela aunque sea de una manera tan poco airosa como con la prima, la novia y la hermana de un vulgar concejal de distrito que ni pincha ni corta. Qué le vamos a hacer: cuántos la han perdido (la virginidad, se entiende) en la incomodidad del asiento de atrás de un coche o encerrados en los lavabos, puaj.

Se acabó. El PP, que había hecho de la limpieza y de la lucha contra el nepotismo uno de sus principales armas de desgaste contra el fracasado gobierno de Monteseirín, ha capitulado. En reciprocidad, el electorado ha perdido no ya la pureza (siempre política, por favor) sino la ingenuidad. Hasta aquí llegó la confianza en estos chicos tan guapos y tan preparados que iban a desmontar el aparato clientelar del Ayuntamiento. Ahora ya sabemos que sólo le cambiaron los ropajes a la estructura para que su gente entrara a ganarse la vida como coordinador de un taller municipal por lo demás prescindible en tiempos de crisis.

En el fondo, estos comportamientos abusivos los propicia el sistema. Un tipo que sale a la calle para componer una foto tras una pancarta con un eslogan prefabricado con el que congratularse con el jefe tiene que cobrarse una recompensa por haberse puesto en  ridículo a la vista de todos.
Nada importa cuáles sean las siglas: el pancartero es en realidad un hooligan de la política que aspira sólo a que el delantero centro le regale entradas gratis para el partido del domingo con las que salvar su prestigio y agenciarse un dinerillo extra con el que impresionar a la peña. Los partidos los necesitan y les premian con un puesto al sol del presupuesto público.

No es cuestión de estética la contratación de familiares y militantes por unas empresas que niegan «presiones» para hacer lo que han hecho ahora como las negarían para hacer lo que hicieron antes porque la mayor presión es ver rescindido el contrato. (Ellos habrán perdido ahora la honradez, pero nosotros hace mucho que perdimos la candidez). Es una cuestión de ética: no se puede ir por la vida rogando favores para los allegados porque algún día alguien ha de poner al cobro esa factura. Y ya se sabe que no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague. El día menos pensado se la giran los electores a Zoido.

24/2/12

Written by cardomaximo

25/02/2012 at 11:07

Riñendo por un felpudo

leave a comment »

EL AYUNTAMIENTO de Alcalá de Guadaira se ha metido de cabeza en la pugna por acoger la segunda tienda de Ikea en el área metropolitana, convertida para nuestros políticos locales en el Santo Grial capaz de hacer renacer las arcas escuálidas del municipio donde la multinacional sueca tenga a bien asentar sus reales. «Si Ikea tiene el dinero, Alcalá tiene el suelo», han mandado imprimir en el felpudo que le quieren poner a la República Independiente de Tu Casa. Y es verdad que lo tienen y en abundancia: 300 hectáreas urbanizadas y con todos los parabienes legales para que se instalen allí inversores que buscan buenas comunicaciones o proveedores cercanos.

Probablemente, el ofrecimiento de Alcalá de Guadaira sea más sensato desde el punto de vista de lo que los urbanistas llaman, con su punto de pedantería al dente, la «vocación natural de los suelos». Probablemente también, a estas alturas alguien le haya hecho llegar la oferta al comité estratégico o el consejo de dirección que tenga que decidir dónde radicar el gran parque comercial con el que los suecos quieren amarrar el retorno de su cuantiosa inversión. Probablemente también, todo esté moviéndose ahora mismo por debajo de la superficie hasta que llegue el momento oportuno de descubrir las cartas.

Dejando de lado tantas probabilidades, lo seguro es que la decisión de hacer pública la disponibilidad de terrenos en el municipio vecino tiene una clara intención política –Alcalá está en manos socialistas– para devolvérsela a Zoido alcalde, que ufano anunció el desbloqueo del proyecto con la firma de un protocolo de intenciones. Donde las dan, las toman.

Y lo más seguro de todo es que los suecos, en su cuarteles generales de Agunnaryd, en la provincia de Småland, se estarán frotando las manos ante la aparición de una alternativa a los suelos de San Nicolás Oeste en los que iban a instalarse. Tantas facilidades les estamos dando que acabarán por ahorrarse un buen pellizco cuando vayan a comprar los terrenos si saben jugar sus bazas. En un mercado laboral deprimido, con suelo en abundancia sin encontrar comprador, la multinacional puede apretar cuanto quiera no sólo a dueños y promotores, sino también a socios.

La lástima es que ni Sevilla ni Alcalá pueden permitirse el lujo de escoger entre varias Ikeas llamando a su puerta para que fueran ellas las que se pelearan por instalarse aquí en vez de ser los suecos los que nos echan a reñir a nosotros.


23/2/12

 

Written by cardomaximo

24/02/2012 at 11:32

Todo lo que será, ya fue

leave a comment »

DICE EL Eclesiastés: “Lo que es, ya fue; lo que será, ya fue, y Dios vuelve a traer lo que pasó”. El eterno retorno de los tiempos expresado en un solo día en el que el rito invita a pensar que todo vuelve al mismo sitio del que partió, todo surgió a partir del polvo interestelar con el que nos fundiremos cuando la tierra no sea más que barro abrasado. Entropía del miércoles de Ceniza: la materia busca la estabilidad que le ofrece la forma más desorganizada posible, el polvo inerte en que nos convertiremos sin remisión. Sólo somos un paréntesis infinitamente más fácil de cerrar que de abrir: ¿qué provecho saca el hombre de todos los afanes que persigue bajo el sol?

Lo que será, ya fue. El ciclo vuelve a empezar hoy para que todo desemboque en otro Domingo de Ramos como los que ya fueron, como los que tendrán que ser. Alegoría de la rueda en la que consumimos nuestra existencia, viendo pasar las estaciones, saludando a los que llegan, despidiendo a los que se van, fatigados y exhaustos bajo el implacable paso del tiempo inexorable. Nada nuevo hay bajo el sol, tampoco nosotros.

La ceniza que llevo hoy sobre la frente me la impuso el domingo Carmen contando la última Nochevieja de su padre, de cuerpo presente en el responso en una de esas capillas impersonales de los tanatorios. Aquella jovencita de 18 años recién cumplidos hablando sin derramar una lágrima en pasado de quien más la había querido estaba echándonos puñados de ceniza encima a los presentes, embadurnándonos la cabeza, empolvando los pensamientos de cada uno, directamente a los ojos: mirad en lo que acabarán vuestros afanes, recordad en qué acabarán vuestros trajines.

Los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada. Quién de nosotros llegará a otro miércoles de Ceniza, a quién le sonreirá la fortuna y se hará rico, quién perderá el trabajo, se ocupará en vano de procurarse sustento, se deshará su familia y su hacienda se arruinará. Sólo ante nosotros la ceniza inerte en que se consumirán nuestros días.

Hoy somos y mañana dejamos de ser. No hay más que polvo, ni siquiera enamorado. Grisura yerma de residuos sobre la que no crecerá ninguna yerba ni alimentará ninguna semilla. No somos nada: quien lo olvida, empieza a morir. “Así que esta es mi conclusión: la felicidad consiste en comer, beber y disfrutar de todo el trabajo que se hace bajo el sol, durante los días de vida que Dios da al hombre, porque esa es su recompensa”, dice el Eclesiastés. Y dice bien.

 

22/2/12

Written by cardomaximo

23/02/2012 at 09:02

Expo 92: ¿qué hay que celebrar?

leave a comment »

LA NOSTALGIA no deja de ser una excrecencia improductiva de la memoria que no conduce a ninguna parte o, en el mejor de los casos, distrae con las miles de trampas dispuestas por los vericuetos donde habita el recuerdo, por lo común placentero. La nostalgia, ah, esa droga que crea dependencia en el cuerpo social y cuyo síndrome de abstinencia sólo se puede pasar mirando fijamente al porvenir. Detrás del comercio mundial del sexo, las armas y la energía, no hay otra mercancía que mueva más dinero en sus más distintas –e insospechadas- variantes, por lo general, muy locales.

Conviene vacunarse contra la nostalgia, ese sentimiento ilusorio de aprehender vagamente el pasado en que fuimos más felices, más justos o más ricos, pero siempre inexcusablemente más jóvenes. Ese es en el fondo el negocio de la nostalgia: llevarnos atrás en el tiempo en un viaje imposible para reencontrarnos a nosotros mismos mucho antes.

Sevilla es pornográficamente nostálgica. Toda ella está construida sobre la emoción del recuerdo, así que por qué no iba a tener la Expo92 su grupito de nostálgicos dispuestos a celebrar su vigésimo aniversario por todo lo alto que permitan las actuales circunstancias económicas. El grupo municipal socialista ya se les ha unido en la petición de que se conmemore la fecha de inauguración con el boato reservado a las grandes solemnidades de la ciudad: con una procesión, en este caso la de la cabalgata que cada atardecer marcaba el cambio de horario en la Expo durante sus 176 días.

¿Y bien? Éramos más jóvenes, más ilusos y estábamos menos resabiados. ¿Qué hay que conmemorar de una fiesta en la que lo pasamos genial? Bebíamos hasta el amanecer con la insultante frecuencia que permite la edad juvenil, nos embriagábamos de color, aromas y mulatas, bailábamos todo lo que podíamos para que lloviera café en el campo y los fuegos artificiales iluminaban nuestros besos. Bien, ¿y qué?

El legado urbanístico está a años luz del que dejó la Exposición Iberoamericana de 1929, se llevaron o desmontaron las mejores arquitecturas con contadísimas excepciones, la isla se llenó de coches y de edificios grises y anodinos como colmenas de oficinas insulsas, el campus de transferencia tecnológica soñado se quedó por el camino y hasta el gigantón de Pakistán se ha muerto.

¿Qué hay que celebrar? Ah, sí, que todos éramos veinte años más jóvenes. El negocio de la nostalgia ya está otra vez en marcha. Con un servidor que no cuenten esta vez.

 

21/2/12

Written by cardomaximo

22/02/2012 at 09:34