cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Torrijos y Zoido,debajo del manto

leave a comment »

TORRIJOS Y ZOIDO –citados por escrupuloso orden de antigüedad en la cofradía- se parecen a esos costaleritos vestidos con faja y costal, por lo general un hijo o un sobrino de alguien con ascendiente sobre la cuadrilla, que hacen el recorrido bajo el manto de un palio. A lo más que llegan es a llevar el paso aunque no cojan quilos. La gente de abajo sabe de qué va el símil.

Torrijos y Zoido, tan distintos en muchas otras cosas, han recurrido a las advocaciones marianas para apear del nomenclátor a quienes les interesa en cada momento. Ahora es Pilar Bardem como antes fue José María Martínez Sánchez-Arjona, cuando el primer teniente de alcalde echó por delante a la Esperanza de Triana con toda su exuberancia floral, sus caídas del palio excesivas, su manto enorme y sus varales como calabrotes.

Hala, a la calle con todo para cambiarle las señas a millares de vecinos entre el regocijo de unos pocos, el silencio aquiescente de la mayoría y el rechazo de unos pocos, entre los que humildemente se cuenta este columnista, que denunciaron en su día la desvergonzada maniobra. Solitarios militantes de esta tercera Sevilla a la que las otras dos le hielan el corazón sin que los guarde Dios.

El que fuera ministro de la Vivienda con Franco tenía a su favor que era sevillano y en su contra, que el nombre oficial de la avenida no cabía en ningún casillero de ningún formulario. Eso y que tendía confundirse con la calle dedicada al asistente Arjona, a quien Sevilla le debe gratitud eterna por el jardín de las Delicias y el campo de marte.

La artista tenía en contra que jamás mostró el más mínimo entusiasmo por aparecer en el callejero de la ciudad que la vio nacer de pura chamba. Así que ahora Zoido ha repetido la jugada de Torrijos y ha echado mano de la Virgen de las Mercedes del Tiro de Línea para cuya calle la cofradía del Lunes Santo ha recogido menos firmas que la nómina de hermanos. Ojú.

Si el alcalde –y miles de sevillanos con él, hasta de IU- consideraba que la actriz no se merecía figurar en el nomenclátor de la ciudad, le hubiera bastado con restituirle el nombre al general Merry de la guerra de Cuba para dejar las cosas como estaban. Y a la Bardem que le fueran dando… otra calle donde fuera. Pero no, este hombre ha hecho lo mismo que esos capataces presuntuosos que se hartan de la bulla y le echan encima el paso sabiendo que nadie va a protestarle a alguien que se pone a cubierto bajo el manto de una dolorosa.

javier.rubio@elmundo.es

31/1/12

Anuncios

Written by cardomaximo

01/02/2012 a 09:12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: