cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Temarios,rigor y autonomía

leave a comment »

MIENTRAS ELEVAMOS a la categoría de tragedia nacional la anulación del temario para los opositores a maestro, el mundo se mueve en otra onda en la que las quejas de los futuros profesores no logran desviar la atención de la raíz del problema: los pavorosos porcentajes de fracaso escolar y la falta de capacidad de muchos de los alumnos con el título de Secundaria bajo el brazo para incorporarse al mercado laboral con garantías de ser algo más que recolector de espárragos o repartidor de pizzas.

El ‘The New York Times’ editorializaba ayer mismo sobre el éxito de la estrategia del alcalde Bloomberg para elevar la proporción de alumnos que superan el examen de grado estadounidense al final de la enseñanza obligatoria. Entre 2002 y 2008, la autoridad educativa cerró –sí, chapó, clausuró, eliminó- 23 grandes institutos en los que la tasa de aprobados estaba por debajo del 45 por 100 y, en cambio, puso en marcha 216 pequeños institutos especializados (un centenar de alumnos por centro) que los estudiantes pueden elegir en razón de sus preferencias. En esas aulas –conectadas con empresas que ofrecen prácticas y otras colectividades del barrio- hay “rigor académico” y se potencian “fuertes y sostenidas relaciones personales entre los estudiantes y el centro”.

En el Reino Unido, ‘The Economist’ se hacía eco esta semana pasada del éxito que están suponiendo las ‘academies’ en las que el Gobierno central reconvierte aquellos centros fallidos donde el nivel de aprobados apenas raspaba el 20%. Y también allí encontramos mucha dedicación del profesorado (¡clubes de ayuda para hacer los deberes hasta las 10 de la noche!), disciplina y buenos modales (“la calle se queda de puertas afuera”) y mucha autonomía para que el claustro elija las estrategias y los métodos.

En Madrid, la consejera de Educación ha animado a las peores escuelas a “ponerse las pilas” ante el zamarreón competitivo que se les viene encima cuando las familias puedan elegir centro sin ponerse a calibrar la zona en que viven, el nivel de renta que declaran (no el que disfrutan, claro) o el número de hermanos en el centro. “El Gobierno es el que tiene que conocer las preferencias educativas de las familias y adaptarse, y no al revés”, ha declarado antes de que se le echen encima todos los que consideran mejor la educación pública como rasgo identificador de superioridad moral de la izquierda.

Todo eso sucede alrededor, más cerca o más lejos, mientras aquí la lechera del cuento se lamenta por los temarios derramados.

10/2/12

Anuncios

Written by cardomaximo

11/02/2012 a 11:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: