cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

A uno también lo adoctrinaban

leave a comment »

QUÉ SE LE VA A hacer. A un servidor también lo aleccionaron en el colegio y nadie puso el grito en el cielo, ni la oposición lo denunció a la Junta Electoral ni las rotativas de los periódicos echaban humo con la noticia, ni la grabación corría como la pólvora por las redes virtuales. Sí, conviene no perder de vista la época. Porque la época marca el tono y ya se sabe que el tono es la clave para interpretar la partitura. Pongamos que Franco está agonizando y un servidor estudia en un colegio religioso –en los Maristas de la calle Paraíso del que cada día que pasa me siento más orgulloso– con frailes que se habían fabricado un rosario con cuentas de huesos de aceitunas en la checa de Barcelona donde los habían encerrado antes de fusilarlos. Para ponernos en situación. Y pongamos que había castigos corporales como palmetazos, impactos de tiza y borradores que cruzaban volando el aula. Pongamos en justa reciprocidad con esa violencia física que en el patio jugábamos al cielo voy sin que interviniera ninguna Fiscalía del Menor por brutalidad excesiva en el juego… porque aquello era bruto…

Pongamos que se termina de morir Franco y a todos los de una clase los obligan a aprenderse de memoria el Testamento espiritual del dictador y a los de la clase de al lado les obligan a aprenderse de memoria el himno de Andalucía. Sí, no estoy inventando nada. Así era mi colegio en los 70.
Pongamos también a un dominico (el gaditano fray Otero Giampaglia) dando clase de Filosofía en Tercero de BUP y pongamos un debate en horario lectivo sobre la ley socialista del aborto con compañeros a favor y en contra aportando civilizadamente argumentos mientras el profesor se limitaba a moderar para que las razones se atuvieran escrupulosamente a las leyes del silogismo que estudiábamos en clase. Eso era lo importante. Lo que pensáramos era cosa de cada uno.

Pero no recuerdo convocarnos al salón de actos para que un politicastro de la época presumiera de gestión y nos indispusiera contra la del partido rival. También porque en aquellos tiempos a las reuniones de padres iba un comisario de la Policía Armada de informante. Los presidentes Pedro Ruiz-Berdejo o Miguel Rodríguez-Piñero pueden dar fe de lo que digo.

Y aun así, nos adoctrinaron, maldita sea. ¿Saben cómo? Con la puñetera teoría de conjuntos. ¡Así hemos salido!

15/3/12

Anuncios

Written by cardomaximo

16/03/2012 a 09:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: