cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Una noticia de fútbol

with one comment

CUESTA ENCONTRAR la noticia, porque viene en una página escondida de las que los periódicos locales dedican al fútbol no modesto, sino modestísimo, el de esos clubes que juegan por amor al deporte. En medio del tráfago de la campaña electoral, la conmemoración del bicentenario constitucional y el gol de Cazorla al Madrid en el último suspiro, queda, más que perdida, arrinconada en ese desván repleto de cachivaches que son algunas páginas.

Pero allí estaba el titular por el que un equipo de fútbol base solicita la presencia de la policía la próxima vez que tenga que jugar en el campo de un rival de competición. La última vez, a su equipo de alevines (chavalines entre 10 y 11 años) los agredieron al término del partido y tuvieron que salir por piernas del campo sin pararse a recoger la ropa ni el material. Y el club atacado no está dispuesto a que eso mismo les pase a sus equipos de ¡benjamines! (hasta 9 añitos) y ¡prebenjamines! (entre 7 y 8 años).

La Federación Sevillana de Fútbol ha dado de plazo hasta las cuatro de la tarde del miércoles 21 para presentar alegaciones, pero de momento ha clausurado la cancha donde se produjeron los incidentes mientras se resuelve el expediente en curso. Asomarse a las páginas del comité de competición de esas categorías en las que los críos aún juegan por puro placer es pasearse por el museo de los horrores antideportivos: árbitros apedreados, equipos hostigados, entrenadores que retiran por las bravas a sus jugadores disconformes con el trencilla…

Cada fin de semana, centenares de niños saltan al campo a disfrutar del deporte que les apasiona… temerosos de que la hinchada contraria la tome con ellos y lo señale con el dedo. Ya tienen asumido que sus padres tendrán que aguantar en la banda los insultos, el menosprecio y las amenazas más o menos veladas de los progenitores del equipo rival.

Lo que podría ser un saludable ejercicio educativo a través del deporte queda subvertido por un puñado de energúmenos que confunden el ánimo a los jugadores propios con el desprecio al adversario en el terreno de juego. Esa es toda la enseñanza que se destila en esas categorías inferiores: odio contra los rivales, acoso a sus seguidores y agresión al que interpreta el reglamento. ¿Cómo esperamos que nos salgan los chavales después?

20/3/12

Anuncios

Written by cardomaximo

21/03/2012 a 09:13

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy bien dicho, lo dice uno que lo experimenta semana a semana en los partidos de su hijo.

    Me gusta

    Pepe Rubio

    22/03/2012 at 11:09


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: