cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Y ahora, a gobernar

leave a comment »

EL ‘EFECTO ZOIDO’ se ha desinflado. La carambola del PP para que sus alcaldes se presentaran como mascarones de proa en las listas electorales antes de cambiar la ley que les impide simultanear dos cargos ya no va a producirse: si acaso, quedará en el limbo del recurso al Constitucional. Quizá es lo mejor que puede sucederle a Juan Ignacio Zoido, porque ahora va a tener que emplearse a fondo en la Alcaldía frente a una Administración autonómica en la que la entrada en su gobierno de Izquierda Unida permite augurar las facturas políticas que le van a pasar al regidor sevillano. Si confiaba en que un Consejo de Gobierno presidido por Javier Arenas iba a ponerle fáciles las cosas, cuanto antes se olvide de esa quimera, mejor no sólo para él sino para la ciudad cuyos destinos rige desde mayo pasado.

Se acabaron las excusas. El endiablado calendario electoral había impuesto un exceso de cautela en la acción de gobierno municipal hasta ahora para no dar ningún paso en falso que perjudicara las expectativas del PP primero en las generales de noviembre y más tarde en las autonómicas de ayer domingo. Bien, el horizonte electoral queda despejado en Andalucía hasta 2015… siempre que a Rajoy no se le atragante la huelga general del jueves, la victoria socialista en Andalucía no frena sus planes para embridar el gasto autonómico y los mercados no terminan de volverse escépticos y reclaman más carnaza de la que el PP estaba dispuesto a entregarles.

Bien, ahora es el momento de ver a los grandes políticos. Zoido tiene ante sí el desafío de crecerse y hacer crecer a la ciudad cuyo Ayuntamiento gobierna. Enfrente, una cabriola del destino ha resucitado de golpe a sus rivales en el consistorio: Juan Espadas ha dirigido la campaña del PSOE y el triunfo de Griñán le vale de indulto por la traición a Rubalcaba en el congreso federal; Torrijos se ha venido también arriba como toda Izquierda Unida.

Los días de vino y rosas con el electorado han pasado a la historia y ahora tiene que empezar a demostrar que tiene recursos para cumplir las promesas sin temor a que las medidas impopulares –la anunciada huelga de Lipasam de Miércoles a Sábado santos, para empezar– puedan estropearle un triunfo electoral que no se ha producido. La empopada se ha detenido justo a las ocho de la tarde de ayer domingo y ahora tendrá que pedalear con el viento de cara. ¿Quién dijo miedo?

26/3/12

Anuncios

Written by cardomaximo

26/03/2012 a 10:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: