cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Ahórrense las lecciones

leave a comment »

NO ES NINGUNA errata el título, aclaración que no está de más ahora que tanta gente considera imposible acabar con el régimen socialista en Andalucía tras el último (latest but no the last) revés del PP en las urnas. No, las elecciones nunca están de más incluso si la cuarta parte del electorado se siente decepcionada con el resultado porque no se acompasa con sus expectativas. No, lo que hay que ahorrarse son las lecciones que nos brindan los analistas, opinadores y simples gentes del común de fuera de Andalucía, emperrados en el trazo grueso para explicar lo sucedido en las urnas.

Ahórrennos las lecciones, por favor, esa displicencia entre atrevida e ignorante con la que tratan de ahormar la realidad con el prejuicio con que se manejan; esa simplificación burda que confunde su deseo con la realidad; esa altanería con que desde Madrid (conste como sinécdoque) se mira a Andalucía como víctima de sí misma, como una región disminuida incapaz de llegar a la altura de su sesudo análisis.

En muchos comentarios publicados al hilo del inesperado resultado electoral del domingo late la suficiencia del que se imagina tocado por una gracia divina para librarse del destino que comparten todos a los que obsequia con sus opiniones, como esos demócratas que se permitían darle lecciones arrellanados en sus sillones en confortables apartamentos a orillas del Sena, a salvo de una redada policial o una encarcelación arbitraria, a los disidentes de la Europa soviética que tan bien retrató el historiador Tony Judt en su imprescindible Postguerra.

En muchos aspectos, la reacción con respecto al futuro socialcomunista que se avizora en Andalucía recuerda al desdén con que durante demasiado tiempo se acogió entre amplios sectores de la izquierda española la existencia misma de ETA como un problema exclusivamente de quienes vivían allí y con el que convenía no mezclarse lo más mínimo. En cierto sentido, recuerdan el rezo del fariseo por no ser como los publicanos: «Gracias, Dios mío, que no me toca vivir en Andalucía».

De verdad, ahórrense todas esas lecciones de suficiencia dialéctica con que nos martillean para descargar sus conciencias. En democracia, nadie tiene el gobierno que se merece sino el que, entre todos, se elige. Ahora más que nunca, el combate es por las ideas.

27/3/12

Anuncios

Written by cardomaximo

28/03/2012 a 09:15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: