cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Y entre medias, la caja voló

with one comment

HEMOS ESTADO tan atareados recontando votos, repartiendo tarta o
indagando en las razones de los abstencionistas, que ni siquiera nos hemos dado cuenta de que nos hemos quedado sin caja de ahorros. A decir verdad, la caja hacía tiempo que se metamorfoseó de crisálida que formaron El Monte y Cajasol en una mariposa que desplegaba sus vistosas alas de colorines incluso sobre el parqué de la bolsa madrileña para asombro general. Pero ahora ha volado hasta posarse en Barcelona, no sin la ayuda de Caixabank porque, por lo visto, las alas con las que nos quiso hacer creer que podía volar sola, en realidad le nacieron atrofiadas y eran sólo de adorno.

Ni a derecha ni a izquierda ni por el centro se ha oído ni media palabra sobre la consumación definitiva del fracaso colectivo más estrepitoso como ciudad, dueña del 1% del mayor banco de España. ¡Albricias! Queda de herencia, eso sí, un rascacielos a medio construir donde ya no irá la sede central de ninguna entidad bancaria y un puesto en el consejo de administración para el último presidente que tuvieron las cajas sevillanas. Lo que empezó torcido con aquella Ley de Cajas de 1999 de Magdalena Álvarez ha terminado de mala manera, con los catalanes de la Caixa acudiendo al rescate –nadie va a usar esa palabra yuyu– y las acciones de Banca Cívica desplomándose un 16% en el primer día de cotización tras hacerse oficial la absorción.

Ni cuando las cajas no tenían propiamente dueño y sus gestores hacían y deshacían en nombre de los impositores se había visto algo parecido. Porque Banca Cívica sí tenía propietarios: los accionistas a los que les colocaron en la red de sucursales las acciones que ayer cerraron cotización a 1,855 euros desde los 2,70 euros en que salieron en julio del año pasado. Al inversor que se jugó 2.500 euros, el mínimo en el tramo minorista, le van a dar acciones de Caixabank por valor 1.824 euros. Un negocio redondo, por lo que se ve.

Tan redondo como el de la ciudad que ve volar definitivamente la caja única por la que tanto luchó o, al menos, aparentó luchar en aquel desafío al poder de Chaves de hace una década. Qué lejos queda ahora todo aquello. Mejor seguimos derrotando a los mercados en las urnas, como dice Valderas, que es más divertido y entretiene más.

28/3/12

Anuncios

Written by cardomaximo

29/03/2012 a 09:54

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Todo empezó cuando perdieron su identidad .

    Me gusta

    callesierpes

    30/03/2012 at 11:39


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: