cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

¿Habrá alguien así?

leave a comment »

EL PRESIDENTE de la patronal sevillana, Antonio Galadí, ha trepado el olivo en cuanto ha visto el morlaco que han soltado en el ruedo político andaluz después de pasarlas canutas –avisos incluidos- en la lidia del primero de su lote, de la misma ganadería PSOE-IU, que no humillaba y llevaba la cara alta sin entrar al engaño además de desarrollar sentido por el pitón izquierdo. El líder de la CES ha dimitido y con él toda la cuadrilla del comité ejecutivo para dar paso a unas elecciones de las que tendrá que salir el nuevo presidente, cuyo retrato robot ha dibujado el propio Galadí: joven, honesto, empresario de verdad, sin filiación política, cuyo negocio no dependa de los favores de la Administración y dispuesto a dar la cara por Sevilla. ¿Habrá alguien así?

Poquitos, pero los hay. Sucede, sin embargo, que a medida que se van repasando los requisitos se van descartando candidatos hasta llegar a esa última exigencia rayana en el heroísmo –o lo que sería peor- en el martirio de su propia empresa por ponerle las peras al cuarto al poder establecido. El sistema está construido de manera tan diabólicamente perversa que aparta a todos los que se empeñan en nadar a contracorriente.

A Galadí, como a su antecesor Fernando Guerrero (que en gloria esté), se les consentía más por viejos que por diablos. Pero nadie por debajo de esa edad en la que ya se tiene muy poco que perder va a ser tan osado como para comprometer el futuro de su empresa (dependiente de permisos administrativos variados)  clamando en el desierto empresarial que describe el presidente dimisionario.

Sospechamos de inmediato de todos los que desafían el orden establecido. El resto es pura envidia: no puede haber nadie que saque la cabeza porque se expone a que se la corten. Una sociedad cobardona e hipócrita se maneja mejor con tipos maleables, volubles y acomodaticios que no cuestionen el status quo.

El equipo de “mediocres” –lo más suave que les llaman- de Javier Arenas en el PP andaluz se lleva las iras de quienes se sienten defraudados por la victoria estéril, pero nadie va un paso más allá del desahogo en la barra del bar. Hemos construido un sistema en exceso institucionalizado (partidos, patronal, universidades, sindicatos, colegios profesionales, cofradías…) en el que resulta dificilísimo tanto entrar como salir. En el fondo, estamos más a gusto con lo malo conocido que con lo bueno por conocer. Eso mismo acabamos de decir en las urnas, sin ir más lejos.

30/3/12

 

Anuncios

Written by cardomaximo

31/03/2012 a 11:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: