cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Toda la vida en una banda de música

leave a comment »

Somos como la música tras un palio. No hay gozo más pleno que el de ver perderse un paso mecido a compás. Ahí está resumida nuestra Semana Santa, que es tanto como resumir nuestra vida. Nace entre el estruendo espasmódico de la caja de un tambor redoblando con el acompañamiento gozoso del tatachín de los platillos a intervalos. La infancia y la primera juventud la anuncian las cornetas con su soplo estridente y poderoso. Las tubas marcan la edad adulta subrayando las decisiones que marcan una vida. Trombones y fliscornos llevan la melodía de la madurez mientras los saxos acompañan el último tramo de la vida antes de que la música deje de oírse, apenas esbozada por los clarinetes y después por la flauta travesera que es el bien morir. Primero la vida suena rotunda, luego se atempera y acaba por desaparecer en un bisbiseo, pero el paso nunca se detiene, somos nosotros los que nos quedamos atrás.

1/4/12

Anuncios

Written by cardomaximo

02/04/2012 a 09:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: