cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

El cielo protector

with 3 comments

NO PUEDE ser este cielo embriagadoramente purísima el mismo que el de hace una semana, gris plomizo; no pueden ser estas nubes de algodón idénticas a las de hace diez días, negras como un pecado; no puede ser este sol plácido y benevolente similar al de hace una quincena, tan debilucho y enfermizo que casi no se atrevía a salir por no molestar. No puede ser esta ciudad que ahora se ofrece lozana y oliendo a colonia de yerbas la de hace un mes, mustia y cenicienta.

Las muchachas se escotan, se desperezan los árboles llenando de yemas que llamean en las ramas, huele a azahar y hierbabuena, zumban los enjambres y trinan los gorriones en la tarde azul en que nos sentimos vivos y a salvo de cualquier castigo que manden los cielos. La taza de té Earl Grey humea en la taza, en un rincón de la cocina de la casa vacía y muda, mientras juegan las niñas en la calle al elástico y los zagalones patean un balón. Brotan las rosas en el arriate perfumando el aire con su color y una bandada de pajarillos escapa volando de entre las sombras del arrayán en que se escondían.

Claro cielo de primavera que nos cobijas, qué mal nos puede llegar. De qué hemos de estar prevenidos si la fuente borbotea en latín sobre el mármol y la enredadera escribe en árabe sobre la pared encalada, qué nos puede pasar bajo este cielo del mismo color que las inmaculadas que pisaron la cabeza de la sierpe, qué peligro se va a cernir con este sol que se cuela por la ventana como una lluvia de oro como la que cubrió a Dánae, qué mal augurio, qué broma pesada del destino puede caernos encima si todo lo que ves alrededor es deliciosamente leve: la temperatura justa, la blanda brisa de la atardecida y tu ánimo recobrado, el sol perfumado y los brotes tiernos.

El horizonte está despejado y limpio, un avión pasa estirado y alto, una pareja de palomas se arrulla en la ramita donde ya nació la hoja de refulgente verdor. Mientras nos cubra esta bóveda perfecta estaremos a salvo de zozobras: la función primaveral que se representa ante nuestros ojos no cotiza en ningún mercado ni exige tique, se nos ofrece riéndose la descarada. Este cielo protector no consentirá que nos pase nada de cuanto malo está al acecho, ven y túmbate sin miedo, sobre la grama recién segada que todavía huele a vida recién cortada. Disfruta del día, la primavera sea contigo. Siente cómo renaces con una semana, acaso veinte años, de retraso. Déjate vencer por el bendito sueño. Ya despertaremos mañana. Acaso.

17/4/12

Anuncios

Written by cardomaximo

18/04/2012 a 11:45

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Enhorabuena por este articulo querido Javier.

    Me gusta

    Anónimo

    18/04/2012 at 11:56

  2. Poeta.

    Me gusta

    Luis Rull

    18/04/2012 at 12:01

  3. Querido Javier, con respecto al 20 aniversario, los menos avispados buscan tener gratis un traje de Curro para lucirlo como atractivo de Isla Mágica. Los otros, los más avispados, buscan entregarle una recompensa a Felipe Gonzalez bajo la excusa de la Expo, despreciando como dices así a la propia Expo y, si me apuras reduciendo su figura sólo a este acontecimiento. Los demás esperan a que la ciudad los reconozca, cuando son ellas las que esperan el reconocimiento. Creo haber sido de los pocos que expresó su reconocimiento público en tu mismo periódico a Jacinto Pellón. La última vez cuando murió. Lástima.

    Me gusta

    Anónimo

    18/04/2012 at 12:03


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: