cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Historias con minúsculas

leave a comment »

CUALQUIER CIUDAD que exhibiera de una tacada las Capitulaciones de Santa Fe por las que los Reyes Católicos convinieron con Colón, la propuesta de escudo de armas con que Pizarro quiso ennoblecer sus orígenes de porquero, los primeros planos de Sucre, el testamento de Juan Sebastián Elcano el 26 de julio de 1526 a bordo de la Nao Victoria a un grado de la línea equinoccial o un facsímil –el original ya estuvo expuesto a la dañina luz hace un año- del Tratado de Tordesillas estaría frotándose los ojos. También debería hacerlo Sevilla, a ver si así logra despegarse las legañas que le impiden ver los tesoros que guarda.

El Archivo de Indias prosigue con su política de divulgación de los tesoros archivísticos que encierra con una nueva exposición otra vez deslumbrante. “Una mirada al Nuevo Mundo” se inauguró el 15 de marzo, en plena campaña electoral, sin fotos en los periódicos ni minutos en el telediario con que darse pisto el político de turno.

Pero no importa. En realidad, hasta se agradece porque así no se prostituye esa joya archivística de la que Sevilla podría –si la conociera, si le importara algo más que una higa, si tuviera memoria, si no fuera inculta con tanta contumacia- enorgullecerse. Aquí está la memoria de América, hasta el más mínimo detalle de cuanto aconteció en la forja de un continente entero: planos, nombres, frailes, escudos, croquis, defensas, esclavos, ciudades, cecas, asientos, navíos, bulas, capitanes y virreyes. Todo lo que la burocrática monarquía española anotó con minuciosa obsesión.

Por los expositores pasan personajes como el Loco Aguirre al que se le ha quedado para siempre la cara de Klaus Kinski, Álvaro de Mendaña que bautizó el archipiélago de las Salomón confundiendo las islas con las tierras de Ofir de donde provenía el oro del rey bíblico o los tres Francisco Montejo (padre, hijo y sobrino) que conquistaron Yucatán.

Un ejemplo tomado al vuelo en uno de los 150 documentos expuestos en las vitrinas recicladas (hasta en esto se notan los recortes) de la exposición: en la relación de supervivientes de la conquista del Río de la Plata que envía Domingo Martínez de Irala se cita a Antonio de la Trinidad, natural de Almodóvar del Campo, de quien se dice que “es ingenioso”. ¿Por qué tal calificativo, en qué hechos de armas participaría, también él pediría un escudo nobiliario para empingorotarse, tuvo prole, dónde caería muerto? Historias con minúsculas para un Archivo con versales en una ciudad con bastardilla. ¡Ay, si Sevilla quisiera!

Anuncios

Written by cardomaximo

19/05/2012 a 11:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: