cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Una de héroes cotidianos

leave a comment »

SEGURO QUE la muchachada apiñada bajo las setas de la Encarnación en torno a la pantalla gigante en que siguió el partido de fútbol entre España e Irlanda coincide en señalar como héroes a los futbolistas que ganaron el Mundial de Suráfrica después de haber triunfado en la Eurocopa de Suiza y Austria. Heroicidad, quién lo puede dudar, sería colgar una bandera rojigualda del tamaño de la que da la bienvenida a los aficionados en el Casco Viejo de San Sebastián en vez del pabellón hecho jirones con que los amigos de los etarras pretenden hacer cumplir la ley que les obliga a izar la insignia nacional en el mástil del Ayuntamiento.

No muy lejos de la Encarnación, en la sede social todavía de Cajasol, se hablaba de otros héroes alejados de la épica deportiva o los golpes de patriotismo en el pecho. El Centro Regional de Transfusión Sanguínea homenajeaba a sus grandes donantes, los que han cumplido las cifras redondas de 50, 75 y 100 donaciones en el Día Mundial de la Donación de Sangre. El lema de esa jornada resumía el espíritu que animaba la celebración: “Cada donante, un héroe”.

Decenas de historias anónimas, de héroes corrientes y molientes que han hecho del altruismo una forma de vida para brindar a quien la necesite su propia sangre, imposible de sintetizar en el laboratorio. Heroísmos como el de la hermandad de penitencia del barrio de Torreblanca, que es la que más donaciones consigue entre todas las de Sevilla a través de sus tres colectas anuales. O el de los vecinos de Pedrera, que se aúpan al primer puesto de donaciones de hemoderivados por mil habitantes. O de Eugenio Baisón, que mantiene la plusmarca de veces que ha ofrecido su brazo para donar sangre.

La gala contó con la participación de artistas –María José Santiago, Las Seventies, Los Morancos, la payasa Yupita- que, no podía ser de otro modo, actuaron de forma altruista para deleite de los invitados.

Deportistas –Monchi por el Sevilla y el histórico Telechía por el Betis-, cuerpos de seguridad, periodistas, coordinadores, voluntarios y médicos fueron agradeciendo uno por uno a los grandes donantes de la provincia su heroísmo. El paroxismo llegó con Jorge Cadaval improvisando sobre la marcha una letra ad hoc del ‘Bésame mucho’ que cantaba María José Santiago: “Dóname mucho, que tú donando me das la vida otra vez”.

15/6/12

Anuncios

Written by cardomaximo

16/06/2012 a 11:37

Publicado en ciencia, costumbres, sanidad, sevilla

Tagged with ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: