cardomaximo

Columnas periodísticas, intervenciones radiofónicas, escritos…

Socialistas exquisitos

leave a comment »

EL ESPECTÁCULO resulta más que entretenido, aunque poco ejemplar. Se repite con puntualidad británica como la visita de un cometa, cada cuatro años. Viene a coincidir con los Juegos Olímpicos de la última década y media: una magnificente competición a la que están convocados los militantes del socialismo sevillano sin distinción de edad ni cargo orgánico para demostrar sus habilidades en deportes de lucha, preferentemente cuerpo a cuerpo, en los que se admite toda clase de tretas y se consiente el juego sucio.

Y donde tampoco hay banderas, o si las hay, cada participante ha competido bajo varios pabellones a lo largo de su vida política de tal manera que es imposible saber de parte de quién está cada cual. Sólo al final de cada olimpiada resulta posible averiguarlo según aparezcan en la foto de familia oficial, pero enseguida se deshacen los bandos y vuelven a pugnar todos contra todos sin cuartel hasta los próximos juegos con el espíritu de Coubertin: “Lo importante es participar”. Y hacerse la puñeta.

Vaya si se la hacen. Y rajan. No hay nadie más lenguaraz que un socialista sevillano en vísperas de un congreso provincial. La de cosas que se dicen. Se acusan de supeditar la acción de gobierno a los intereses partidistas, que es cosa de juzgado de guardia si no fuera porque nos han ido inoculando poco a poco ese virus de la apropiación indebida de los resortes del poder que ya ni nos causa eritema.

Ahora todos los socialistas lavan los trapos sucios en público. Y se les llena la boca de libertad, de fraternidad, de igualdad… que parece que van a asaltar la Bastilla de un momento a otro. Ahí están los de siempre, los que nunca se han ido junto a los que nunca han llegado, enfrentados a los de ahora, los que nunca llegaron junto a los que nunca se fueron del todo.

Si hiciéramos caso de cuantos reproches se dirigen los unos a los otros, saldríamos horripilados a correrlos a gorrazos a todos ellos. Ahora parece que ninguno ha roto un plato, que ninguno se ha aprovechado del cargo para colocar a los de su clan, que ninguno ha favorecido a ningún amiguete en algún enjuague poco pudoroso, que ninguno ha machacado a los rivales de dentro cuando estaban arriba y se sentían poderosos.

Es el momento de ponerse exquisitos, de aparentar que la honradez es patrimonio exclusivo de un bando. Como si no los conociéramos a todos de antiguo… ¡a otra era con ese trigo!

11/7/92

Anuncios

Written by cardomaximo

12/07/2012 a 09:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: